martes, 31 de agosto de 2010

Cita del día

Quien lucha contra la vejez, envejece con angustia. Alejandro Jodorowski

lunes, 30 de agosto de 2010

Yoga y sexo…¿son compatibles?

¿De qué forma se relacionan el yoga y el sexo? ¿Hay alguna conexión entre ellos? ¿Es el sexo una palabra tabú para los yoguis?

No es sencillo responder a estas preguntas, y probablemente no sea yo la persona con más autoridad en este tema, pero por lo menos hoy tengo ganas de aportar una pequeña reflexión sobre el asunto, un granito de arena de lo que espero se convierta en un animado debate.

Como en otras disciplinas espirituales, históricamente la práctica del sexo era algo que se desaconsejaba al yogui. De hecho, si nos remitimos a las fuentes más antiguas del yoga, los “Yoga sutras” de Patañjali, se nos dice que uno de los ocho miembros o estadios del yoga es Niyama, que implica la autopurificación por la disciplina.

Dentro de Niyama encontramos el miembro Tapas, que significa arder, resplandecer, o por el contrario sufrir dolor y consumirse por el fuego. Uno de los elementos de Tapas es brahmacharya (contención) en el que de alguna forma se censura el deseo sexual, aunque no de una forma tan contundente como en religiones como el cristianismo o el Islam.

En este sentido, esta contención se refiere más bien a que no podemos dar rienda suelta a todos nuestros instintos naturales, pero que tampoco podemos reprimirlos. Ambas situaciones nos llevan al desequilibrio interior y por lo tanto, nos hace infelices.

La clave, como en todo, está en una postura intermedia, en donde el sexo (si es con la persona amada) es uno de los medios que nos pueden conducir a la felicidad, pero no puede ser en ningún caso un fin.
Volviendo a nuestro querido siglo XXI, en general nadie (salvo grupos extremistas) condena o puede condenar la práctica sexual. Lo que en cambio sí que se puede fomentar desde el yoga, es a apostar por un sexo consciente, aquí y ahora, que tiene en la persona con la que se practica el objeto de su devoción.

Se trata pues de un sexo que apuesta por la complicidad, por el conocimiento mutuo, por alargar los tiempos, que se toma su tiempo, que necesita de su tiempo, y que implica no sólo una unión puramente física sino que trasciende a otros planos.

Se puede decir que en muchos puntos, si damos una visión “yóguica” a nuestras relaciones sexuales estaremos optando por una práctica tántrica (en el sentido original del término) con la salvedad de que no optamos por el sexo como un camino hacia una comunión espiritual con lo divino, sino más bien por una felicidad que nos desborda.


Fuente: Cuaderno de Yoga, 10 de noviembre de 2009.
Por sadhaka

Cita del día

La no violencia es un arma de los fuertes. Mahatma Gandhi

domingo, 29 de agosto de 2010

sábado, 28 de agosto de 2010

Lecciones Prácticas de Yoga 6b

SRI SWAMI SIVANANDA



Lección 6b

(1) Padmasana
(La Postura del Loto)

Entre las distintas posturas recomendadas para la meditación, Padmasana es única y la principal. Tiene un lugar muy conspicuo en las prácticas de Yoga porque grandes Rishis como Sandilya, Gheranda y varios otros han hablado de ella en términos elogiosos. Se llama Padmasana porque su postura completa da la apariencia de una flor de loto en plenitud.

Siéntate en el asiento recomendado por el Sr. Krishna en el Bhagavad-Gita: CH. VI-11. Estira las piernas hacia delante, coloca el pie derecho suavemente en la articulación izquierda de la cadera y el pie izquierdo de manera similar en la articulación de la cadera derecha. Observa suavemente la punta de tu nariz. Esta es Padmasana. Practica esta Asana durante 5 minutos para empezar y gradualmente incrementa el tiempo hasta tres horas. Padmasana destruye todas las enfermedades y le otorga una emancipación rápida al practicante.

(2) Siddhasana
(La Postura Perfecta)

Siddhasana le sigue a Padmasana en importancia. Algunos la elogian incluso como superior a Padmasana desde el punto de vista de la meditación. La Asana se llama así porque es capaz de darle al practicante todos los Siddhis (poderes psíquicos). Además fue la postura favorita de varios Adeptos al Yoga (Siddhas).

Siéntate en el asiento recomendado por el Señor Krishna como en la anterior. Estira las piernas hacia delante. Coloca el talón izquierdo cuidadosamente contra la apertura anal y el otro talón en la raíz del órgano reproductor. Fija la barbilla en el pecho. Pon la mirada suavemente en el espacio entre las dos cejas sin forzar los ojos para nada. Mantén la espina derecha. Puedes mantener las manos y los dedos tal como en Padmasana. Empieza haciendo esto durante 5 minutos y lentamente aumenta a 3 horas. Los jóvenes aspirantes que se quieren establecer en el Brahmacharya deben practicar esta Asana. “A través de esta postura el Yogui, abandonando el mundo, alcanza el fin superior y en todo el mundo no hay postura más sagrada que esta. Al asumir y al contemplar en esta postura, el Yogui se libera del pecado.” (Siva-Samhita: Ch. III-87). Las personas que sufren de sífilis, espermatorrea, diabetes y gonorrea se beneficiaran mucho asumiendo esta pose regularmente durante un buen tiempo.

(3) Sirshasana
(Postura de Inversión)

Se llama Sirshasana ya que te tienes que parar de cabeza. Se considera la reina de todas las Asanas.

Extiende una cobija doblada en cuatro. Ponte en cuclillas en el suelo y has un cerrojo de dedos entrelazándolos. Haz un ángulo conveniente con los antebrazos. Deja que los dedos entrelazados sirvan como un vértice. Mantén la parte superior de la cabeza en este vértice. Lentamente levanta la parte inferior del tronco y luego las piernas. Ahora todo el cuerpo estará en ángulo recto con el suelo. Permanece en esta postura durante 5 segundos al empezar y lentamente incrementa el tiempo a media hora. Deja que la respiración sea normal todo el tiempo. Baja las piernas lentamente sin hacer ningún movimiento repentino. Relaja el cuerpo. Esto es importante.

Sirshasana es una panacea para todas las enfermedades humanas. Es bastante útil para mantener Brahmacharya porque la energía seminal se transmuta en Ojas-Sakti y se almacena en el cerebro. Esta es la sublimación del sexo. Las personas que sufren enfermedades de los ojos, nariz, cabeza, garganta, estómago, sistema genito-urinario, hígado, bazo, pulmones, cólico renal, sordera, almorranas, asma, agotamiento, piorrea, constipación y muchos otros problemas encontrarán un gran alivio con su práctica. Las canas y las arrugas desaparecerán. Aumente el fuego digestivo e incrementa el apetito. Las damas también pueden hacer esta Asana. La esterilidad desaparece. Se curan muchas enfermedades uterinas y de los ovarios. Ciertamente Sirshasana es una bendición y un regalo para la humanidad. Durante la práctica de esta Asana el cerebro recibe mucha sangre y energía. La memoria aumenta maravillosamente. Pt. Jawaharlal Nehru, el Primer Ministro de la India era un devoto practicante de Sirshasana. De alguna manera u otra se las ingeniaba para practicar esta postura diariamente.

(4) Sarvangasana
(Postura de todos los miembros)

La siguiente es Sarvangasana. Se llama así porque todas las partes del cuerpo funcionan al ejecutarla.

Extiende una cobija gruesa en el suelo. Acuéstate sobre la espalda. Entonces levanta las piernas lentamente, levantando el tronco y las caderas verticalmente. Deja que las dos manos soporten la espalda en las caderas. Deja que los codos descansen en el suelo. Forma un cerrojo de la barbilla presionando la barbilla firmemente contra el pecho. En esta postura, la parte posterior del cuello descansa en el suelo y el tronco y las piernas quedan en una línea recta. Concentra la mente en la glándula tiroides que está situada en la raíz del cuello. Haz esto durante 2 minutos para empezar y aumenta el tiempo a media hora. Deja que la respiración sea normal durante todo el proceso.

Sarvahgasana hará que desarrolles un tiroides sana. Un tiroides sana significa un funcionamiento sano de todo el cuerpo. Esta postura centraliza la sangre en la columna vertebral y la alimenta abundantemente. Mantiene la espina fuerte y elástica. Tendrás una juventud duradera. Ayuda mucho para mantener activo el Brahmacharya. Controla las eyaculaciones durante el sueño y rejuvenece al impotente. También es un tónico de la sangre y de los nervios. Elimina la dispepsia, el estreñimiento y varios otros desórdenes gastrointestinales. Los beneficios que derivas de Sirshasana también los derivas de Sarvangasana. Un curso de Sirsha-Savanasana curará la lepra y rejuvenece poderosamente el cuerpo.

(5) Matsyasana
(La Postura del Pez)

Esta postura se llama Matsyasana porque al adoptar esta postura y hacer Plavini Pranayama puedes flotar como el pez en el agua tanto tiempo como quieras.

Extiende una cobija gruesa en el suelo. Siéntate con las piernas totalmente estiradas frente a ti. Haz Padmasana. Entonces acuéstate en el suelo. Luego, descansando todo el peso del cuerpo en los codos levanta el tronco y la cabeza. Presionando la cabeza contra el suelo por un lado y las nalgas por el otro, haz un arco o puente con el tronco. Descansa las manos sobre los muslos o agárrate los dedos del pie, la mano derecha agarrando los dedos del pie izquierdo y la mano izquierda los del pie derecho.

Practica esta Asana justo después de Sarvangasana durante un tercio del tiempo que le dedicaste a la anterior si quieres los máximos beneficios. Sarvangasana y Matsyasana van de la mano. Siempre se deben practicar una después de la otra. Cuando hayas terminado de hacer esta Asana, lentamente suelta la cabeza con la ayuda de las manos, siéntate derecho y deshaz el cerrojo de los pies.

Matsyasana le da un masaje tranquilizador al cuello y a los hombros. Se elimina la rigidez del cuello, Matsyansana ayuda a la respiración profunda. Los nervios cervicales y superiores se alimentan abundantemente con la sangre y se definen los músculos. Se estimulan y se tonifican las glándulas pituitaria y pineal localizadas en el cerebro. Estas glándulas juegan un papel vital en el funcionamiento adecuado de varios sistemas del cuerpo humano. Matsyasana también es la destructora de muchas enfermedades. Cura la constipación, el asma, el agotamiento, la bronquitis crónica, la epilepsia, un cierto tipo de obesidad, los malos efectos de la masturbación, la indulgencia sexual excesiva y el desperdicio de los poderes seminales y se dice que también curó la lepra. Elimina el transplante de la tiroides de monos a los seres humanos para el rejuvenecimiento. Se cura el crecimiento del bazo. Se podrían recuperar efectivamente la hombría perdida, la vitalidad perdida y la energía mal gastada con la práctica asidua de esta postura. También se le da masaje al corazón y te sientes como nuevo y joven.

(6) Bhujangasana
(La postura de la Cobra)

Bhujanga significa cobra en sánscrito. Esta postura se llama Bhujangasana porque cuando se muestra la postura completa, da la apariencia de una cobra encapuchada.

Extiende una cobija en el suelo. Recuéstate boca abajo y relaja completamente los músculos del cuerpo. Coloca las palmas sobre el suelo, justo debajo de los hombros, doblando los codos. Toca el suelo con la frente y levanta la cabeza y la parte superior del cuerpo lentamente tal como una cobra levanta su capucha. Dobla la espina hacia atrás. Deja que la parte inferior del cuerpo desde el ombligo hasta los dedos de los píes toquen el suelo. Respira normalmente a través de la nariz. Reten la respiración hasta que la cabeza se levante y la espina esté bien doblada. Entonces exhala otra vez. Luego reten la respiración al llevar la cabeza de regreso y tan pronto toque el suelo, inhala otra vez lentamente. Repite este proceso de levantar la cabeza y bajarla media docena de veces o más.

Este es otro buen ejercicio para la columna. La columna se hace flexible y elástica. Se eliminan la rigidez y la fatiga de la espalda. Se alivian las jorobas, el dolor de espalda, el lumbago y la mialgia. Bhujangasana aumenta la presión intra-abdominal y elimina la constipación. Aumenta el apetito aumentando el calor corporal y destruye una buena cantidad de otros padecimientos. Esta postura es especialmente útil para que las damas le den tono a los ovarios y al útero. Es un tónico poderoso. Se eliminan la ausencia de menstruación (amenorrea), la menstruación dolorosa (dismenorrea), los blancos (leucorrea) y varias otras enfermedades ovario-uterinas.

(7) Salabhasana.
(La postura de la langosta)

Salabha significa langosta en sánscrito. Cuando se demuestra esta pose, le da a uno la apariencia de una langosta.

Acuéstate boca abajo en una cobija con los brazos tocando el suelo. Deja que las palmas estén hacia arriba con los dedos apretados. Inhala suavemente. Entonces endurece todo el cuerpo y levanta las piernas, las caderas y el abdomen bajo poniendo todo el peso del cuerpo sobre el pecho y las manos. También levanta la cabeza ligeramente. Permanece en esta postura por 10 segundos al principio y prolonga el tiempo poco a poco tanto como puedas aguantar la respiración. Baja las piernas lentamente, relaja los músculos de todo el cuerpo y exhala. Repite esta postura cuatro o cinco veces teniendo cuidad de ver que no se estresen demasiado los pulmones.

Esta postura dobla la espina hacia atrás y da presión intra-abdominal. Mientras que Bhujangasana ejercita la parte superior del cuerpo, Salabhasana desarrolla la mitad inferior del cuerpo. Alivia la constipación y le da tono al hígado, páncreas y riñones. También se eliminan otras enfermedades del estómago. Es muy benéfica para las personas que sufren de lumbago. Aumenta el fuego digestivo y elimina la dispepsia y promueve el buen apetito. Se asegura un alto estándar de vitalidad y fuerza.

(8) Dhanurasana
(La postura del arco)

Dhanus significa arco en sánscrito. Se llama Dhanurasan porque cuando se demuestra la pose completa, se parece a un arco con una cuerda. Las manos y las piernas representan la cuerda, mientras que el tronco y los muslos toman el lugar del arco.

Como hiciste en las posturas anteriores, acuéstate en la cobija boca abajo. Relaja todos los músculos del cuerpo. Dobla las piernas lentamente en las rodillas hasta que las manos agarren los tobillos. Levanta la cabeza, el pecho y las rodillas. Mantén los brazos y antebrazos tiesos y derechos. Trata de mantener las rodillas juntas. Ahora todo el cuerpo descansa sobre el abdomen. Se forma un buen arco convexo que se parece a un arco con cuerda. Puedes respirar normalmente o retener la respiración como mejor te acomode. Permanece en esta pose tanto como puedas. Haz esta Asana de cuatro a seis veces. Cuando hayas hecho esto, baja las rodillas y el pecho primero. Luego baja las manos y las piernas y estírate en el suelo.

Esta Asana da los beneficios completos de Bhujangasana y Salabhasana. La región abdominal recibe un buen masaje. Moviendo la forma corporal del arco de lado a lado y de delante hacia atrás, se asegura un masaje y ejercicio completo del abdomen. Se previenen y se curan la constipación crónica, la dispepsia, la pereza del hígado, el reumatismo de las piernas, rodillas y manos, y los desórdenes gastrointestinales. Las damas que deseen un tratamiento para adelgazar harán bien en intentar esta Asana primero. Dhanurasana mantiene la espina fuerte y elástica. Burbujearás con energía, vigor y vitalidad incansables. La juventud duradera es tuya.

(9) Paschimottanasana
(La postura del doblez anterior de la espina)

Acuéstate en la cobija y estira los brazos por arriba de la cabeza. Inhala lentamente. Levanta la cabeza y el tronco, exhala y lleva los brazos sobre las piernas, estira la espalda sin doblar las rodillas. Agarra los dedos de los pies con los dedos de las manos, contrayendo el abdomen y presionando suavemente la cabeza contra las rodillas. Jala los dedos de los pies y baja los codos. Mientras doblas el tronco hacia abajo, no hagas movimientos violentos. Hazlo con mucho, mucho cuidado y lentamente. Mientras permaneces en esta postura respira normalmente. Permanece en esta postura por dos segundos para empezar y aumenta el tiempo gradualmente hasta diez minutos.

Paschimottasana les da tono a los músculos de los muslos y a los tendones. Este es otro ejercicio excelente para adelgazar. Es específico para la obesidad. Se alivia la constipación. Se eliminan la pereza del hígado, la dispepsia, los eructos y la gastritis. Se cura el lumbago. Se receta también para las almorranas y la diabetes. Aquel que practica esta postura regularmente no necesita temer a la vejez. A él le pertenece la juventud eterna.

(10) Mayurasana
(La postura del pavo real)

Mayura significa pavo real en sánscrito. Se llama Mayurasana porque cuando se ejecuta esta Asana, imita a un pavo real abriendo su plumaje.

Arrodíllate en el suelo y ponte en cuclillas sobre los talones. Junta los antebrazos y mantén las palmas en el suelo. Las palmas y los dedos representan los pies y las garras del pavo real, excepto que aquí las palmas se dirigen hacia atrás. Mantén los codos en contacto uno con otro para tener un buen fulcro o punto de apoyo para soportar al cuerpo horizontal durante el despliegue de esta postura. Los codos se colocan en el abdomen justo bajo el ombligo. Estira todo el cuerpo de pies a cabeza; para que quede paralelo al suelo. Ahora todo el cuerpo se parece a una barra que descansa sobre el fulcro. Levanta la cabeza y la barbilla para contrabalancear las pesadas piernas.

En el principio reten la respiración durante el tiempo que permanezcas en esta postura. Mantén un cojín o almohadón suave en el suelo justo bajo la nariz para pretejerla en caso de un desliz. Cuanto perfecciones esta postura y no te de miedo caerte, puedes respirar normalmente durante el ejercicio. Será fácil. Haz esto por tres segundos para empezar y gradualmente prolonga el tiempo hasta tres minutos.

Mayurasana promueve la digestión e incrementa el apetito. Es muy potente en casos de dispepsia y gastritis crónica. Se tonifican los intestinos y se cura la constipación. También desaparecen todas las enfermedades del estómago, hígado, bazo, riñones e intestinos. Se eliminan la diabetes, las hemorroides y las almorranas. Los brazos y los hombros se hace fuertes y nervudos.

(11) Bandha Traya
(Las tres bandas).

Aquel ejercicio o postura que cierra la puerta del cuerpo en un lugar en particular y por lo tanto detiene la inhalación y la exhalación se llama Bandha. Cuando se practican Mula Bandha, Jalandhara Bandha y Udiyana Bandha al mismo tiempo, surge Bhanda Traya.

Siéntate en Siddhasana presionando el perineo con el talón izquierdo y el otro talón en la raíz del órgano reproductor. Inhala profundamente. Contrae el ano y tira hacia arriba. Este es Mula Bandha. Cuando estés en este estado, contrae la garganta y presiona la barbilla fuertemente contra el pecho. Esto es Jalandhara Bandha. Luego vacía los pulmones con una exhalación completa. Contrae y aprieta los intestinos arriba y abajo del ombligo hacia la columna vertebral. Ahora el abdomen descansa contra la parte posterior del cuerpo muy arriba en la cavidad torácica. Esto se llama Uddiyana Bandha

Uddiyana Bandha también se puede hacer sin mezclarla con ningún otro ejercicio. También se puede hacer en una postura de pie o en otras posturas.

La práctica de Bandha Traya es extremadamente útil para establecerte en Brahmacharya. Les da vigor a los nervios, alivia la constipación y aumenta el apetito. Una salud floreciente, fuerza vigorosa y un alto estándar de vitalidad son tuyos por derecho propio. Se masajean y se tonifican los músculos abdominales. Las personas que sufren enfermedades crónicas del estómago e intestinos y que han abandonado toda esperanza de recuperación harán bien en intentar este remedio natural como último recurso. Se asegura una cura rápida y maravillosa. Bandha Traya se puede practicar durante Pranayama, la concentración y la meditación con muchas ventajas. Se despierta Kundalini-Shakti y se le otorgan todos los poderes psíquicos al practicante. Bebe el néctar de la inmortalidad y obtiene la emancipación final (Moksha).

(12) Nauli.
(Aislamiento del recto abdominal)

La contracción, aislamiento y la manipulación rodante del recto abdominal se llama Nauli.

Ponte de pie. Mantén las piernas a un pie de distancia. Presiona las manos contra los muslos doblando ligeramente el tronco. Luego haz Uddiyana Bhanda en esta postura de pie. Deja libre el centro del abdomen contrayendo los lados izquierdo y derecho del abdomen. Ahora todos los músculos del abdomen sobresalen en una protuberancia en el centro formando una línea vertical. Esto es Nauli. Permanece en esta postura tanto tiempo como lo puedas hacer cómodamente.

Se erradican completamente la constipación, la dispepsia y los desórdenes gastrointestinales. Se tonifican bien el hígado, el páncreas, el estómago y los intestinos. Se refuerzan y se regeneran los músculos de la espalda y los intestinos. Nauli es un regalo preciosos para la humanidad directo de la tierra de los dioses y es un “levantón” ideal.

Cita del día

No le digas: "Te conozco". Dile: "Esto es lo que conozco de ti". La persona es infinita. Alejandro Jodorowski

viernes, 27 de agosto de 2010

jueves, 26 de agosto de 2010

Cita del día

Lo que soy, aunque no lo quiera, lo seré siempre. Lo que no soy, aunque lo quiera, nunca podré serlo. Fuera de mi cuerpo vive mi alma. Alejandro Jodorowski

miércoles, 25 de agosto de 2010

Observar la respiración

Una de las primeras cosas en las que hacen hincapié todos los manuales y libros de meditación es la importancia que tiene que seamos capaces de observar nuestra propia respiración. Observar la respiración suele pasar al principio, por simplemente sentarnos, entornar los ojos y contar el número de respiraciones que realizamos a lo largos de diez o quince minutos. Esto que parece bastante sencillo, es en realidad la base sobre la que se asienta toda la meditación oriental.

Como os podéis imaginar, estar presentes en todo momento observando nuestra respiración no es tan sencillo como parece cuando se lee en un libro. La mente, especialmente si no estamos acostumbrados, tiende a distraerse continuamente, bien fantaseando con el futuro, bien recordando el pasado.




Un error bastante común que cometen las personas que se enfrentan por primera vez a la meditación es decirse a sí mismos: “voy a dejar la mente en blanco, no voy a pensar en nada y simplemente voy a concentrarme en mi respiración”.

Este tipo de planteamiento suele conducirnos muy al contrario a una mente mucho más distraída, que se rebela frente a una orden directa que le estamos dando como si fuésemos un sargento.

La actitud correcta es en cambio decirnos a nosotros mismos:“sé que mi mente se va a distraer, pero tengo que aceptar lo que surja tal y como surja”. De esta forma cuando nos demos cuenta que nuestra mente no está donde debería (en nuestra respiración) lo único que deberemos de hacer es “corregir su posición” sin realizar un juicio de valor.

Al principio nos costará bastante, pero si realizamos esta práctica durante semanas (incluso meses) pronto nos daremos cuenta de que no nos sentimos tan estresados, que nos concentramos mejor cuando realizamos una tarea y que en general nos sentimos mejor con nosotros mismos. Y es que pocos consejos han tenido tanta importancia en la historia de la humanidad como el que dice “no te olvides de respirar”.

Fuente: Cuaderno de Yoga, 17 de noviembre de 2009
Por sadhaka

Cita del día

No serás castigado debido a tu ira, serás castigado por tu ira. Buda

lunes, 23 de agosto de 2010

Aquí y ahora

Una de las cosas que más llaman la atención al estudiante de yoga que poco a poco se introduce en el mundo de la meditación es cuando por primera vez le hablan del “aquí” y el “ahora”. El “aquí y el ahora” es probablemente una de las máximas más repetidas no sólo en el yoga o en el budismo, sino que impregna prácticamente toda la filosofía oriental.



Pese a que en apariencia son dos conceptos sencillos, “aquí y ahora” se nos escapan de las manos cada vez intentamos realizar un análisis que vaya un poquito más lejos de lo superficial. En este sentido, lo que afirma Dogen en su “Shobogenzo” resume perfectamente la aparente “sencillez” del concepto. Dice lo siguiente:

“Sin mirar hacia el mañana en cada momento, sólo tienes que pensar en este día y en esta hora. Como el mañana es arduo e incierto y difícil de conocer, tienes que pensar en seguir el camino budista mientras vives hoy (…) Has de concentrarte en la práctica del Zen sin perder tiempo, pensando que sólo hay este día y esta hora. Después todo se torna verdaderamente fácil. Tienes que olvidarte de todo lo referente a lo bueno y a lo malo de la naturaleza, a la fuerza o debilidad de tu poder”


Fuente: Cuaderno de Yoga, 27 de septiembre de 2009
Por sadhaka

Cita del día

Cuando sufro no me des como consuelo tu sufrimento. Alejandro Jodorowski

domingo, 22 de agosto de 2010

Cita del día

Se pueden encender miles de velas con una sola vela, y la vida de la vela no se acortará. La felicidad nunca disminuye al ser compartida. Buda

sábado, 21 de agosto de 2010

Cita del día

Que tu pasado no sea prisión del futuro. Alejandro Jodorowski

Lecciones Prácticas de Yoga 6a

SRI SWAMI SIVANANDA



Lección 6a

ASANAS DE YOGA

¿Cuántos de ustedes, hermanas y hermanos, encuentran en ustedes los signos inequívocos de la enfermedad, el vigor y la vitalidad? ¿Cuántos de ustedes, pregunto otra vez, realmente se sienten en las garras de la vejez prematura? ¿Por qué le echan toda la culpa injustamente a la herencia sin darse cuenta ni un solo momento que durante cerca de treinta o treinta y cinco años han estado desobedeciendo las leyes de la vida? ¡Treinta y cinco años de vivir mal! ¡Treinta y cinco años de alimentarse mal! ¡Treinta y cinco años de respirar mal! ¡Treinta y cinco años de pensar mal! ¡Treinta y cinco años pasados en la ignorancia más miserable de las relaciones entre el cerebro y la fuerza física! Treinta y cinco años, de hecho, haciendo todo lo posible para desarrollar la enfermedad de la “Vejez”.

Ahora, supongan que la situación se invierte, y en lugar de vivir mal, de alimentarse mal, de respirar mal, etc., se introduce el vivir bien, alimentarse bien, respirar bien, etc., ¿cuál será el efecto? ¿La degeneración física y mental dará lugar a la regeneración física y mental? La respuesta que dan los Videntes del Oriente es bastante enfática, “SI”. Los Yoguis hindúes han probado definitivamente que siguiendo un régimen es muy posible reconstruir el cuerpo humano, reconstruir la mente humana, recuperar su juventud, fuerza y belleza perdidas. La clave para lograr esta hazaña sorprendente de acuerdo a los Santos, Sabios y Rishis de antaño se encuentra en las Asanas de Yoga.

Ya sabes lo que significa la palabra ‘Yoga’. Es la unión del alma individual (Jivatman) con la Alma Suprema (Paramatman). Asana es una forma de sentarse, postura o pose fácil y cómoda. Entonces el término Asana de Yoga significa ciertas posturas que cuando el practicante de Yoga asume cualquiera de ellas el alma individual se une con la Alma Suprema con bastante facilidad. La relación entre la mente y el cuerpo es tan completa y tan sutil que no es sorprendente que cierto entrenamiento físico inducirá ciertas transformaciones mentales.

Muchos de ustedes pueden haberse topado con varias personas capaces de demostrar estas Asanas de Yoga algunas de las cuales a primera vista pueden parecer repugnantes y cansadas. De cualquier manera esas personas son muy comunes en la India. Algunos de mis propios estudiantes que se especializan en esta rama del Toga pueden hacer varios ejercicios con una gracia y un acabado sorprendentes. Es un error suponer que estas Asanas de Yoga son simples ejercicios físicos fundados por los antiguos Rishis de la India tal como lo dicen muchos de los sistemas de cultura física que han surgido tanto en Europa como en América. Hay algo espiritual algo divino en el fondo de este sistema ya que despierta al Kudalini-Shatkti durmiente, le ayuda mucho al estudiante de Yoga para entrar totalmente a la meditación y finalmente le da una probada del néctar de la Consciencia Cósmica.

Es importante conocer lo que debe de ser un sistema ideal de cultura física, para que puedas juzgar por ti mismo el valor de las Asanas de Yoga a la luz de ese ideal. Se pude decir con seguridad que ese sistema puede ser un sistema ideal que requiere el gasto de la menor cantidad de energía con el fin de asegurar la máxima cantidad de beneficio; que puede efectuar un aumento máximo en el índice vital; que puede construir un sistema nervioso saludable; que puede asegurar la salud para los órganos excretores del cuerpo; que puede cuidar el sistema circulatorio; y que también pude desarrollar el sistema muscular. Ahora veremos que tanto satisfacen las Asanas de Yoga estas pocas condiciones.

Ahora recomendaré un curso de Asanas de Yoga corto pero completo que es más que suficiente para un hombre (o mujer) de salud promedio no sólo para mantener un alto estándar de salud sino también para lograr el verdadero éxito en el Yoga. La cultura física Yogui es sólo un medio para el fin, no un fin en si misma. No necesitas, por lo tanto, darle una importancia indebida a esta rama del Yoga abandonando las otras. Todas las Asanas mencionadas e ilustradas en este libro se pueden practicar exitosamente sin el contacto personal de un maestro. Miles de personas se benefician regularmente de varias maneras practicando estas Asanas. Los diferentes ejercicios que se dan en este libro has sido arreglados de tal manera que se espera una estricta adherencia a ellos de tu parte. Todas las Asanas se deben hacer invariablemente en la mañana y no en la noche como lo recomiendan algunos libros que tratan el tema. La razón de darle énfasis a esto es que en la noche todo el mundo está cansado después de un día de trabajo y por lo tanto no podrá hacer los diferentes ejercicios con el mismo sentimiento de alegría y frescura que él o ella sentirían en la mañana. No debe de haber ningún sentimiento de depresión o fatiga ya sea antes o durante la ejecución de estos ejercicios. Este es un punto importante que hay que recordar, si deseas disfrutar los beneficios de estos ejercicios en toda su medida. No necesitas hacer todo el curso cada día, pero si debes ser regular y sistemático en lo poco que hagas, y dominar todos los ejercicios que se dan en este libro. Otro punto para recordar es que la cantidad de energía que se gasta en estos ejercicios no debe provocar presión en tu sistema. Aquellos que deseen hacer ejercicios musculares lo pueden hacer en la noche. Todas las Asanas de Yoga se deben hacer con el estómago vacío; pero no hace daño tomar una pequeña taza de leche, té ligero café antes de empezar los ejercicios.

Las Asanas son la tercera rama (Anga) del Yoga. Si estás establecido firmemente en las Asanas, no setirás el cuepro para anda. Cuando no sientes el cuerpo, las cualidades de los pares de opuestos no te afectarán. Cuando estás libre del efecto de los pares de opuestos como el fío y el calor, el placer y el dolor, podrás dar el siguiente paso hacia arriba, a saber: Pranayama y practicar con una mente serena. Por lo tanto debes elegir una postura que sea fácil y cómoda y en la que puedas permanecer por un largo tiempo, digamos tres horas. El Señor Krishna dice: “Tener un asiento firme establecido en un lugar limpio, ni my alto ni muy bajo, con tela, piel y hierba Kusa sobre él; enfocando la mente en un punto, con las acciones de la mente y de los sentidos controladas, déjalo, sentado en el asiento, practicar el Yoga para la purificación del yo. Manteniendo el cuerpo erecto y quieto, la cabeza y el cuello, firmes, mirando a la punta de la nariz, sin voltear a los lados, sin miedo, firme en el voto de una vida divina, habiendo dominado la mente, pensando en Mí, y balanceado, déjalo sentarse, mirándome como el Supremo (Bhagavad-Gita Ch. VI-11, 12, 13).

El Yoga tiene el propósito de desarrollar la fuerza de voluntad. Un hombre con una fuerza de voluntad fuerte y dinámica siempre se sentará derecho y caminará con el pecho frente a su cabeza; pero una persona con poca fuerza de voluntad cambiara su postura a menudo, mientras este sentada o caminando, caminará en zig-zag, demostrando falta de firmeza y resolución de la mente a cada paso. La práctica de Asas es de vital importancia y aunque la práctica pueda resultar dolorosa y problemática al principio, una vez que se forma el hábito de sentarse en una Asana por un periodo de tiempo considerable, sentirás una emoción y placer peculiares mientras estés sentado, y no cambiarás tu postura por ningún motivo.

De acuerdo a Patanajli Maharishi, postura es aquello que es firme y cómodo. No le da ningún énfasis especial a las Asanas o al Pranayama. Fue sólo después que los Yoguis Hatha desarrollaron estas dos ramas del Yoga que sin duda son una tremenda ayuda para el estudiante de Yoga. Mientras que los Yoguis Hatha tienen como meta el control y el cultivo del cuerpo, los Yoguis Raja tienen como menta el control y el cultivo de la mente. Y cómo el cuerpo y la mente son interdependientes, el cultivo físico es sine qua non para el cultivo de la mente.

Es un error suponer que las Asanas de Yoga están hechas únicamente para los hindúes y que están hechas idealmente para las condiciones hindúes. Que ese no es el caso esta comprobado por los siguientes ejemplos. El Sr. Harry Dikman, el Director-Fundador del Centro de Yoga en Riga, Latvia (Europa) es un buen especialista en estas Asanas, Bandhas y Mudras de Yoga y su opinión y consejo para las personas que sufren varias clases de enfermedades, curables e incurables, cada vez se están haciendo más populares en Europa. No he escuchado de ningún otro hombre ni en Europa o en América que tenga un interés tan entusiasta y vivaz en este tema que esté haciendo investigaciones acerca del mismo. Les sorprenderá saber que el Sr. Harry Dikman es esencialmente un filósofo y un sabio.

En California (EUA) una muchacha joven de unos veintiocho años, pesaba 127 Kg., debido a una gran adiposidad y que por lo tanto se sentía completamente abatida y triste, finalmente recurrió a las Asanas de Yoga por la recomendación de una amiga y en el curso de seis meses, para el asombro y sorpresa de todos, pudo reducir su peso corporal a 81 Kg., siguiendo las instrucciones de un especialista. Las fotografías de la muchacha tomadas antes, durante y después de los seis meses fueron ampliamente publicadas en varias revistas americanas y se le dio un gran tributo a la sorprendente eficacia de las Asanas de Yoga como un medio para desarrollas un cuerpo radiante y saludable y para erradicar toda clase de enfermedades.

El Sr. Ernest Haekel de Los Ángeles, Californa, el Sr. Boris Sacharow de Berlín y varios otros interesados en adquirir poderes psíquicos despertando el Kundaline son todos ejemplos para probar que las Asanas de Yoga se pueden practicar y por lo tanto no sólo están hechas para la India y los hindúes sino para todo el mundo y para toda la humanidad.

Práctica ya sea Padmasana o Shiddhasana para propósitos de meditación y las otras Asanas, Bandhas, etc., para mantener un alto estándar de salud, vigor, fuerza, vitalidad y para mantener alto el Brahmacharya.

Continuará

viernes, 20 de agosto de 2010

Cita del día

Cada persona elige entre cuatro caminos que corresponde a sentimiento, pensamiento, acción y ser. A estos caminos se les llamó yoga, palabra sánscrita que significa “unión”: El sentimiento señala el camino cuando experimentas y expresas amor; el pensamiento señala el camino cuando tu mente se tranquiliza y deja de especular; la acción señala el camino cuando te rindes; el ser señala el camino cuando desarrollas un yo independiente del ego. Deepak Chopra

jueves, 19 de agosto de 2010

Cita del día

Cuando yo dudaba porque no sabía nada de cine, Landeros, mi viejo editor me dijo: "Sin haber tenido profesores, los pájaros cantan muy bien" Alejandro Jodorowski

miércoles, 18 de agosto de 2010

Apreciar la impermanencia

En su libro Pensamientos sin pensador, el pisquiatra Mark Epstein cuenta esta enseñanza del maestro tailandés de meditación, Achaan Chaa.

“¿Ve esta copa”, pregunta Achaan Chaa. “Para mí, este vaso ya está roto. Lo disfruto; bebo de él. Contiene mi agua admirablemente, a veces incluso refleja el sol en hermosos dibujos. Si tamborileo en él, tiene un sonido encantador.



Pero cuando pongo este vaso en el estante y el viento lo tumba o mi codo lo empuja de la mesa y se cae al suelo y se rompe en añicos, digo: Por supuesto.

Cuando entiendo que el vaso ya está roto, cada momento con él es precioso.


Fuente: Cuaderno de Yoga, 4 de noviembre de 2009
Por sadaka

Cita del día

La paz viene de dentro. No la busques afuera. Buda

martes, 17 de agosto de 2010

Cita del día

Cuando una experiencia es tan poderosa que nos motiva a cambiar las pautas de nuestra vida, la llamamos revelación. Deepak Chopra

lunes, 16 de agosto de 2010

Añadir un punto de luz

Cuando realizamos una rutina de yoga en nuestra casa, es fácil perder la concentración. Tan pronto como comenzamos a realizar una serie que ya conocemos de memoria, nuestra mente comienza a vagar, libre.




Empezamos a pensar sobre lo que tenemos que hacer nada más llegar al trabajo, lo que vamos a preparar de cenar, la discusión que tuvimos esa tarde con nuestro hijo/a, etc. De esta forma, puede que sí, estamos practicando yoga, pero no estamos presentes, por lo que buena parte de sus efectos beneficiosos se pierden.

Cuando estamos en clase, la voz de nuestro profesor nos guía, nos corrige con sus movimientos y siempre tenemos un referente al que prestar atención. En casa, como decíamos, esto en buena parte desaparece, pero hay elementos que pueden ayudarnos. En mi caso, en ocasiones utilizo una vela, concentrándome en su luz, intentando no pensar en nada más.

Visualizo la asana, la ejecuto y durante el tiempo que permanezco en casa postura miro la vela, de cinco a diez respiraciones cada vez. Resulta evidente que no siempre podemos mantener la atención en la vela, ya que algunas asanas nos impiden cualquier tipo de contacto visual; pero de alguna manera sabemos que está ahí, y de alguna forma, nos sigue guiando.

Fuente: Cuaderno de Yoga, 21 de octubre de 2009.
Por sadaka

Cita del día

Aquello que buscas te ha encontrado hace mil años. La presa, como un perro fiel, te persigue. Alejandro Jodorowski

domingo, 15 de agosto de 2010

Cita del día

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. La mente es todo. Nos convertimos en lo que pensamos. Buda.

sábado, 14 de agosto de 2010

viernes, 13 de agosto de 2010

Lecciones Prácticas de Yoga 5b

SRI SWAMI SIVANANDA



Lección 5b

Los viejos Samskaras (impresiones latentes) de la vanidad, la malicia, la criminalidad, la arrogancia, la banalidad, la naturaleza peleadora, presuntuosa o fanfarrona, la autoestima o pensar mucho en ti, hablar mal de otros, denostar a otros todavía pueden asechar en tu mente. Nunca podrás brillar hasta que elimines estas faltas totalmente. El éxito en el Yoga no es posible a menos de que estas cualidades negativas indeseables de naturaleza inferior sean desechadas completamente.

Aquellos que se embarcan en discusiones acaloradas, debates vanos, riñas y guerras lingüísticas y gimnasia intelectual le causan serios daños a sus cuerpos astrales. Se gasta mucha energía. El cuerpo astral realmente se inflama y se forma una llaga abierta. La sangre se caliente, burbujea como la leche sobre el fuego. La gente ignorante no tiene idea de los efectos desastrosos de las discusiones y argumentaciones acaloradas e innecesarias. Aquellos tienen el habito de discutir innecesariamente y de enfrascarse en discusiones vanas no pueden esperar una sola iota de progreso en el Yoga. Los aspirantes deben renunciar a las discusiones innecesarias. Deben destruir los impulsos por medio de una introspección cuidadosa.

Haz escuchado varias conferencias brillantes, impartidas por monjes sabios o Sannyasins. Haz escuchado varios discursos y exposiciones acerca del Bhagavad Gita, el Ramayana, el Bhagavata y los Upanishads. También has escuchado varias instrucciones morales y espirituales valiosas. Pero no te has dedicado para nada en poner cualquier cosa en una práctica seria y hacer Sadhana sólido y constante.

El simple acceso intelectual a una idea religiosa, un simple cerrar los ojos en la mañana y en la noche sólo para engañarte a ti mismo y al Ser Interno y al Testigo, un simple esfuerzo para apegarse a la rutina espiritual y para desarrollar algunas virtudes de manera desganada y descuidada, un esfuerzo leve para llevar a cabo las instrucciones de tu preceptor espiritual superficialmente no son suficientes. Se debe renunciar completamente a este tipo de mentalidad. Debes seguir las instrucciones de tu maestro y las enseñanzas de las escrituras al pie de la letra. No darle indulgencia a ala mente. No puede haber medidas a medias en el camino del Yoga. Lo que se espera de ti es la obediencia exacta y estricta a las instrucciones.

No hagas comentarios irreflexivos. No hables una sola palabra frívola, renuncia al habla frívola, al habla grandiosa, al habla ligera. Evita las malas compañías. Quédate en silencio. No afirmes los derechos en este plano físico e ilusorio. No pelees por los derechos. Piensa más en tus deberes y menos en tus derechos. Estos derechos no tienen valor. Afirma tu derecho nato a la Consciencia Divina. Entonces eres un hombre sabio.

Si estas dotado de buen carácter, celibato (Brahmacharya), veracidad, piedad, amor, tolerancia, perdón y serenidad, estas cualidades más que compensaran a otras muchas cualidades mala que puedas poseer. Entonces gradualmente también desaparecerán estad cualidades malas, si tienes cuidado, si enfocas tu atención en ellas.

Si permaneces en la compañía de un santo desarrollado, realmente serás beneficiado por su aura magnética y sus maravillosas corrientes espirituales. Su compañía será como una fortaleza para ti. No serás afectad por malas influencias. No hay temor de una caída. Puedes tener un progreso espiritual rápido. Los aspirantes jóvenes deben permanecer en la compañía de sus Gurus y de otros santos experimentados hasta que estén firmemente moldeados y establecidos en la meditación. Hoy en día muchos aspirantes jóvenes vagan sin rumbo de lugar en lugar. No les importa escuchar las instrucciones de sus maestros. Quieren independencia desde el principio. Por lo tanto no hacen ningún progreso en el Yoga.

El humor es un regalo excepcional de la naturaleza. Les ayuda a los aspirantes en su marcha por el camino espiritual. Elimina la depresión. Lo mantiene a uno alegre. Trae alegría y júbilo. Pero no debes hacer chistes a expensas de otros y herir sus sentimientos. Las palabras humorosas deben educar y corregir a otros.

Debes reír de manera afable, delicada y decente. Se debe renunciar a las risitas tontas, las carcajadas o la risa escandalosa, indecente y no refinada de manera ruda, porque impide el progreso espiritual y destruye la serenidad de la mente y una actitud seria y magnánima. Los sabios sonríen con los ojos. Es grandioso y emocionante. Sólo los aspirantes inteligentes pueden entender esto, no seas infantil y ridículo.

Incluso una pequeña molestia e irritabilidad afectan a la mente y al cuerpo astral. No debes permitir que estas modificaciones malas (Vrittis) se manifiesten en el lago de la mente. Pueden surgir como grandes olas de ira en cualquier momento, si eres débil y descuidado. Se deben podar en el brote. Debes desarrollar las cualidades nobles de perdón, amor y simpatía por otros. No debe haber el más mínimo disturbio en le lago de la mente. Debe estar perfectamente en calma y sereno. Sólo entonces es posible la meditación.

El éxito en el Yoga sólo es posible si el aspirante practica la meditación profunda y constante. Debe practicar el dominio de uno mismo en todo momento, porque repentinamente se pueden volver turbulentos los sentidos. Esa es la razón por la que el Señor Krishna le dice a Arjuna “¡O hijo de Kunti! Los sentidos excitados incluso de un hombre sabio, aunque esté tratando impetuosamente, se llevan su mente lejos. Porque la mente, que sigue en la estela de los sentidos errantes, se lleva su discriminación, como el viento (se lleva) a un barco en el agua”. (Bhagavad-Gita: II-60,67).

Un ataque terrible de ira despedaza el sistema nervioso físico y produce una impresión profunda y duradera en el cuerpo astral. Flechas oscuras se disparan desde el cuerpo astral. Los gérmenes que causaron la epidemia de la influenza española pueden morir, pero la ola de influenza todavía continúa en varias partes durante un largo tiempo. Sin embargo, aunque el efecto del ataque de ira en la mente puede disminuir en un corto tiempo, la vibración y ola continúa existiendo durante días o semanas en el cuerpo astral. La leve sensación desagradable que dura en la mente unos cinco minutos puede producir vibraciones en el cuerpo astral durante dos o tres días. Un ataque terrible de ira producirá una profunda inflamación del cuerpo astral. Se formarán una llaga abierta en la superficie del cuerpo astral. La sanación de la úlcera durará varios meses. ¿Te has dado cuenta ahora de las serias consecuencias de la ira? No caigas víctima de la ira. Contrólala con el perdón, amor, piedad, simpatía, pregunta (de ¿quién soy yo?) y consideración por los demás.

La preocupación, depresión, pensamientos profanos y el odio producen una especie de costra o capa oscura en la superficie de la mente o del cuerpo astral. Esta costra u óxido o mugre impide que las influencias benéficas puedan entrar, pero les permite operar a las fuerzas del mal o a las bajas influencias. La preocupación le causa un gran daño a la mente o al cuerpo astral. Se gasta energía en este hábito de preocupación. No se gana nada con preocuparse. Causa inflamación del cuerpo astral y drena la vitalidad del hombre. Se debe erradicar por medio de la práctica de la alegría la introspección vigilante y manteniendo la mente totalmente ocupada.

Por la continencia, la devoción al Guru y la práctica continua, el éxito en el Yoga llega después de un largo tiempo. Debes ser paciente y perseverante.

Los aspirantes que optan por el aislamiento generalmente se hacen flojos después de un tiempo, ya que no saben como utilizar su energía mental ya que no tienen ninguna rutina diaria, ya que no siguen las instrucciones de sus Gurus. Obtienten Vairagya (fata de pasión y disgusto por los goces mundanos) en el principio, pero como no tienen experiencia en la línea espiritual, el Vairagya empieza a desvanecerse. Finalmente no hacen un gran progreso. La práctica constante e intensa del Yoga es necesaria para entrar al Asamprajnata Samadhi.

Si el estudiante de Yoga que practica la meditación está sombrío, deprimido y débil, seguramente hay un error en alguna parte de su Sadhana. La verdadera meditación hace al aspirante fuerte, alegre y saludable. Si los aspirantes mismos están sombríos y malhumorados, ¿cómo van a impartirle alegría paz y fuerza a otros?

Deberás dominar cada paso en el Yoga. No des ningún paso superior antes de dominar totalmente el paso inferior. Gradualmente ascenderás las etapas sucesivas valiente y alegremente. Este el camino real correcto hacia la perfección en el Yoga.

Los aspirantes no poseen una verdadera e inquebrantable fe en sus Gurus y en las enseñanzas de las Escrituras. Por lo tanto fracasan en obtener el éxito en el Yoga.

Es necesaria una vigilancia sin dormir, si deseas tener un avance espiritual rápido. Nunca descanses conforme con un pequeño logro o éxito en el camino, un poco de serenidad en la mente, un poco de enfoque en la mente, alguna visión de ángeles y Devatas, una pequeña facultad para leer la mente, etc. Todavía quedan simas más altas que ascender, regiones superiores que escalar.

Un Yogui sostiene que pude alcanzar poderes y conocimientos extraordinarios subyugando las pasiones y los apetitos y practicando Yama, Niayama y Samyama Yóguico (concentración, meditación y Samadhi a cada y al mismo tiempo). Patanjali claramente alerta a los estudiantes que no se deben dejar llevar por las tentaciones de los poderes. Los dioses mismos tientan al Yogui incauto ofreciéndole una posición similar a la de ellos. Los aspirantes buscan más los Siddhis (poderes psíquicos) que el verdadero logro espiritual a pesar de la clara advertencia.

El deseo por los poderes actuará como soplos de viento que pueden apagar la lámpara del Yoga que está siendo alimentada cuidadosamente. Cualquier desidia en alimentarla debido al descuido o al egoísmo apagará la pequeña lámpara espiritual que el Yogui ha encendido con tanto trabajo y lo lanzará al profundo abismo de la ignorancia. No se puede volver a levantar a la altura original a la que había ascendido. Las tentaciones simplemente están esperando para abrumar al aspirante incauto o al Yogui. Las tentaciones de los mundos astral, mental y de Gandharva son más poderosas que las tentaciones mundanas.

Patanjali enumera los siguientes nueve obstáculos: enfermedad, languidez, duda, descuido, flojera, sensualidad, noción equivocada (conocimiento falso), movimiento de la mente e inestabilidad para permanecer en el estado de Samadhi. El recomienda la práctica de la concentración en un sujeto (Eka-Tattvabhyasa) para superarlas. Esto le dará al aspirante firmeza y fuerza interna real. Además recomienda la práctica de la amistad entre iguales, piedad hacia los inferiores, complacencia hacia los superiores e indiferencia hacia la gente malvada. Esta práctica generará paz mental o compostura y destruirá el odio, los celos, etc. Una nueva vida nacerá en él, cuando practique estas virtudes. Se necesita perseverancia. Este es el punto principal para el éxito en el Yoga. El Yogui es recompensado ampliamente cuando logra el control pleno de su mente. Disfruta la mayor dicha de Asamprahnata Samadhi.

En el Upanishad del yoga Kundalini se puede leer: “Las enfermedades son generadas en el cuerpo de uno por las siguientes causas a saber: dormir durante el día, largas vigilias durante la noche, exceso de relaciones sexuales, moverse en las multitudes, checar la orina y las heces, el mal de la comida malsana, y operaciones mentales laboriosas con Prana. Si un Yogui tiene miedo de esas enfermedades (cuando lo atacan), dice: “Mis enfermedades has surgido de la práctica del Yoga”. Entonces el descontinuará su práctica. Se dice que este es el primer obstáculo. El segundo obstáculo es la duda, el tercero el descuido, el cuarto la flojera, le quinto el sueño, el sexto no abandonar los objetos (de los sentidos), el séptimo percepción errónea, el octavo objetos sensuales, el noveno falta de fe y el décimo el fracaso en alcanzar el verdadero Yoga. Un hombre sabio debe abandonar estos diez obstáculos después de grandes deliberaciones.

No puedes complacer al mundo. Recuerda la historia del viejo, su hilo y el burro. Aférrate a tus ideales, convicciones y principios con tenacidad, ya sea que te hagan popular o no, incluso si todo el mundo se opone a ti. Defiende con valor tus propios principios de conducta correcta y vida correcta. No te eches para atrás ni siquiera un milímetro.

No escarbes hoyos poco profundos aquí y allá para obtener agua. Los hoyos se secarán pronto. Escarba un pozo profundo en un lugar. Centraliza todos tus esfuerzos en éste. Obtendrás buena agua durante todo el año. Sin embargo, trata de imbuir las enseñanzas espirituales de un solo preceptor. Bebe profundamente sólo de un hombre. Siéntate a sus pies durante varios años. No tiene sentido vagar de lugar en lugar, de un hombre a otro por simple curiosidad, perdiendo la fe en poco tiempo. No tengas la mente siempre cambiante de una prostituta. Sigue sólo las instrucciones espirituales de un hombre. Si vas con varias personas y sigues sus instrucciones, te verás confundido, estarás en un dilema.

No relajes tus esfuerzos. Mantén la Flama Divina ardiendo constantemente. Te estás acercando a la meta. La luz ha llegado. Hay un aura Brahmanica en tu cara. Has cruzado muchos picos y cimas inalcanzables en el camino espiritual por medio de Sadhana paciente e incansable. ¡Ciertamente mereces el crédito! Has logrado un progreso maravilloso. Estoy muy complacido contigo. Tendrás que subir un pico más y pasar a través de un paso angosto más. Esto exige más esfuerzo paciente y fuerza. También tendrás que derretir tu egoísmo Sattvico. Tendrás que trascender el estado gozoso de Savikalpa Samadhi. El Brahmakara Vritti también debe morir. Sólo entonces alcanzarás Bhuma, la meta suprema de la vida. También puedes hacer esto. Confío en ello.

Ahí, en la cima de la Colina de la Dicha Eterna, puedes ver ahora al Jivanmukta o al Yogui completo. Ha alcanzado las alturas estupendas a través de una lucha intensa y constante. Hizo Sadhana espiritual severo y rigoroso. Hizo meditación profunda. Paso muchas noches sin dormir. Mantuvo largas vigilias en innumerables ocasiones. Gradualmente ascendió a las alturas paso a paso. Descansó en varios lugares de descanso. Perseveró con paciencia y diligencia. Se sobrepuso a muchos obstáculos. Conquisto la desesperanza, la tristeza y la depresión. Hoy es un rayo de luz para todo el mundo. Tú también puedes alcanzar esa cima si tan sólo lo quieres.

Cita del día

Respetando la felicidad de sus gusanos, dejo a la manzana al pie del árbol. Alejandro Jodorowski

jueves, 12 de agosto de 2010

Cita del día

Los carpinteros dan forma a la madera; los flecheros dan forma a las flechas; los sabios se dan forma a sí mismos. Buda

miércoles, 11 de agosto de 2010

Cómo creamos nuestra realidad a través de nuestras creencias.



Las creencias han marcado el rumbo de la historia. Han desatado guerras, alimentado odios y marcado diferencias irreconciliables. Son capaces de movilizar a millones de personas por una causa común, y bajo su influencia se cometen las mayores hazañas y las peores destrucciones. La mayoría aparecen en nuestra vida como parte de nuestra herencia familiar y social, y echan profundas raíces en nuestra mente. No en vano, condicionan manera de comprender el mundo: son el filtro mental a través del cual interpretamos la realidad.

Disfrazadas de verdades absolutas, en demasiadas ocasiones limitan nuestro aprendizaje, nuestro potencial y nuestra creatividad. Se generan a partir de ideas que confirmamos, de un modo u otro, a través nuestra experiencia personal. No admiten ser cuestionadas, de ahí que su mayor enemigo sea la siempre preguntona curiosidad. Y marcan nuestras decisiones, actitudes y acciones en nuestro día a día. No en vano,"somos lo que pensamos que somos".

Todas aquellas afirmaciones personales –por nimias que sean- que consideramos verdaderas, desde "soy muy patosa" hasta "si mi pareja se pone celosa es porque me quiere", pasando por "no me gustan los cambios" determinan la concepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestras relaciones. Definen cómo sentimos, qué está bien o mal, qué resulta tolerable e intolerable y qué es lo verdaderamente importante. De ahí que, en última instancia, nuestras creencias determinen cómo experimentamos nuestra vida. Sin embargo, no son estáticas ni inamovibles. Está en nuestras manos verificar si son válidas y, sobretodo, útiles para gestionar nuestra vida de forma eficiente, feliz y sostenible.

"Detrás de cualquier experiencia de malestar se esconde una creencia falsa y limitadora", Byron Katie

Cuenta una historia que hace muchos años, un hombre muy sabio llegó a una gran ciudad para difundir sus enseñanzas. Viajaba acompañado por sus fieles seguidores, y al atravesar las enormes puertas de la muralla, se le acercó un discípulo que vivía en aquella localidad. "Maestro, debes tener cuidado. En esta ciudad te van a perseguir, insultar y demonizar", le advirtió, con cara de preocupación. "Los habitantes de este lugar son arrogantes, y no tienen ningún interés en aprender nada nuevo. Sus corazones están llenos de desconfianza y egoísmo". El sabio asintió, sonriente, y le respondió con tranquilidad: "Tienes razón".

Al cabo de unas horas, apareció otro discípulo del sabio que también vivía en aquella ciudad. Se acercó a él, radiante de alegría, y le dijo: "Maestro, en esta comunidad te van a acoger con los brazos abiertos. Los habitantes de este lugar son humildes y anhelan escuchar tus palabras. Sus corazones están limpios y dispuestos a nutrirse con tu sabiduría". El sabio asintió de nuevo, sonriente, y de nuevo afirmó: "Tienes razón".

Sorprendido por sus respuestas, uno de los discípulos se plantó delante del maestro y le preguntó: "¿Cómo puede ser que les hayas dado la razón a los dos si te están diciendo exactamente lo contrario?" Y el sabio maestro, impasible, le contestó: "No vemos el mundo como es, sino como somos nosotros. Cada uno de ellos ve a los habitantes de esta ciudad según sus creencias. ¿Por qué tendría yo que contradecirles? Uno ve lo negativo y el otro ve lo positivo. ¿Dirías tú que alguno de los dos ve algo errado? No me han dicho nada que sea falso. Solamente han dicho algo incompleto".

"Si crees que puedes, estás en lo cierto. Si por el contrario crees que no puedes, también estás en lo cierto" Anthony de Mello

Tal como evidencia el sabio maestro del cuento, una creencia no es más que un pensamiento al que estamos particularmente apegados, y que limita (o potencia) nuestra perspectiva. Y es que ante un mismo hecho podemos dar miles de interpretaciones distintas. Depende de nosotros decidir dónde queremos focalizar nuestra atención. Así, en nuestra mente albergamos creencias limitadoras - que nos inhabilitan para afrontar determinadas situaciones - y creencias potenciadoras, que nos insuflan confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades, lo que nos conduce a afrontar situaciones complejas con éxito.

Identificar nuestras creencias limitadoras y transformarlas en potenciadoras requiere un profundo ejercicio de auto-observación. Para lograrlo, lo primero es detectar la perturbación, como puede ser el enfado, el miedo o la tristeza. El siguiente paso es responsabilizarnos de la emoción que hemos creado al interpretar lo que nos ha sucedido de forma negativa. Para hacer consciente la creencia limitadora hemos de preguntarnos por qué creemos que hemos reaccionado de esa manera.

A partir de ahí, el ejercicio consiste en cuestionar y verificar si eso que creemos es verdad. Por poner un ejemplo, probablemente todos conozcamos a una de esas personas tan exigentes, perfeccionistas y susceptibles que se enfadan con facilidad cuando los demás no están de acuerdo con sus puntos de vista. En estos casos suelen sentirse criticados y juzgados, creando malestar en su interior. Al analizar detenidamente el por qué de esta reacción, suele aparecer la creencia de que "tienen que ser perfectos y tener siempre la razón para que los demás les acepten y les quieran". Y esta creencia es la responsable de que interpreten ciertos comentarios y opiniones como "críticas" y "juicios".

Siguiendo con este ejemplo, ¿qué es lo que este tipo de personas verdaderamente necesitan? La indagación les suele llevar a comprender que su autoexigencia, perfeccionismo y susceptibilidad son una consecuencia de no aceptarse y quererse a sí mismas tal como son. Y este es precisamente el aprendizaje que obtienen al cuestionar su sistema de creencias, viendo sus "problemas" y "conflictos" como oportunidades de cambio, crecimiento y evolución.

Así, lo que creemos que es la realidad es una interpretación que hacemos de la realidad. De ahí que identificar y cuestionar nuestras creencias nos permita crear escenarios distintos, enfrentándonos a nuestros obstáculos diarios de un modo diferente al habitual. Por lo general, solemos reaccionar de forma mecánica e inconsciente ante un estímulo determinado y curiosamente, siempre esperamos un resultado diferente.

El hecho de responsabilizarnos de nuestras interpretaciones rompe este círculo vicioso y nos lleva a un nuevo nivel de consciencia. Es entonces cuando comprendemos que creamos nuestra realidad a través de nuestras creencias.

Fuente: LA VANGUARDIA
Yoga Aprender por el cuerpo, Adriana Paoletta, 14 de mayo 2010

Cita del día

Las experiencias se manifiesta de una de cuatro formas: sentimientos, pensamientos, acción o, simplemente, sensación de ser. Deepak Chopra

martes, 10 de agosto de 2010

lunes, 9 de agosto de 2010

Algunas ideas yóguicas

Repasando un viejo número de Yoga Journal me encuentro con este artículo elaborado por Juan Ortiz (Director de la Escuela de Yoga Dhyana) en el que incluye alguno de lo que él considera ideas fundamentales para entender la práctica del yoga. La verdad que concuerdo con la inmensa mayoría de sus postulados, mientras que otros quizás habría que cogerlos con pinzas.

No obstante transcribo lo que apunta en su artículo, esperando que seáis vosotros los que opinéis en los comentarios.


1. El yoga no es mero intelecto, sino conocimiento intuitivo.
2. Es apertura de la vida en su totalidad y respeto y servicio a la vida. Ser Uno con todo porque en realidad no existe separación alguna.
3. También es apertura a la experiencia para nutrir el alma y desarrollar la conciencia.
4. La meta del yoga es el control de los procesos mentales para estabilizar la mente y alcanzar la liberación de la mente fluctuante.
5. Busca la experiencia de lo interior para el conocimiento profundo de sí mismo.
6. Ayuda a la superación de la ignorancia y el encuentro con la verdadera sabiduría.
7. El yoga es jovialidad, risa y celebración de la vida. Sin esta actitud positiva y constructiva todo se vuelve rígido y grave y no se puede avanzar.
8. El yoga no tiene nada que ver con la ascética de faquires y sí con un equilibrio en la vida. No a la mortificación humana, a la neuorosis del odio contra la materia, contra el mundo natural, contra el cuerpo. No hay que dejarse llevar por la fatiga nerviosa, ni por la esclavitud moderna de la tecnocracia.
9. Tenemos que llegar a ser nosotros mismos, sacando de dentro lo mejor que tenemos.
10. “Llevar la alegría a un sólo corazón es mejor que construir muchos templos para creerse salvado” decía el maestro sufí Ben Arabi.
11. La filosofía del yoga hace honor a aquello que es cosustancial a una verdadera filosofía, y es el amor a la verdad y la sabiduría, más allá de dogmas y razonamientos pueriles y artificiales.
12. El ser humano tiene, por una parte, la condición humana que experimenta los pares opuestos, y a veces sufre por ello. Pero también tiene la posibilidad de conectar y alcanzar la experiencia profunda del Ser, más allá de los condicionamientos externos y en pos de la verdadera plenitud y paz.
13. Yoga trata del más profundo de los misterios: la naturaleza esencial del ser humano en relación con el universo.

Fuente: Cuaderno del Yoga, 8 de diciembre de 2009
Por sadhaka

Cita del día

Tú eres el prisionero, el carcelero y el héroe que abre la celda, todos a la vez. Deepak Chopra

sábado, 7 de agosto de 2010

Cita del día

Esta es la maravilla y la paradoja del viaje espiritual: sólo adquirirás pleno poder cuando te des cuenta de que has utilizado ese poder todo el tiempo para restringirte. Deepak Chopra

viernes, 6 de agosto de 2010

Lecciones Prácticas de Yoga 5a

SRI SWAMI SIVANANDA



Lección 5a

Obstáculos en el Yoga

Hay ciertos obstáculos en el camino del toga, que debes, por todos los medios, superar al principio de tu carrera de Yogui. So no cuidas adecuadamente contra estos impedimentos en el momento adecuado por medio de las advertencias de tu Guru, harán pedazos todas tus esperanzas y tus aspiraciones y eventualmente te llevarán a una caída miserable.

Lujuria, avaricia, ira, odio, celos, miedo, inercia, depresión, prejuicios, intolerancia, malas compañías, arrogancia, auto-suficiencia, deseo de reconocimiento y fama, curiosidad, construir castillos en el aire son las principales. Debes mirar a tu interior y observar tu mente. Debes tomar medidas efectivas para arrancar de raíz estos obstáculos.

“Mujeres, camas, asientos, vestidos y riquezas son obstáculos en el Yoga. Platillos delicados, carruajes, reinos, señorío y poderes; oro, plata, así como cobre, gemas, madera de savila; aprender los Vedas y los Sastras, bailar, cantar y ornamentos; harpa, flauta y tambor; montar elefantes y caballos; esposas e hijos, placeres mundanos; todos estos son impedimentos”. (Siva Samhita: Cap. V-3).

El estudiante de Yoga no debe poseer muchas riquezas ya que lo arrastrarán a tentaciones mundanas. Puede quedarse con una pequeña suma para obtener las necesidades del cuerpo. La independencia económica es de primordial importancia para un aspirante; ya que lo aliviará de las ansiedades y le permitirá continuar su práctica sin interrupción.

Si te ofendes fácilmente por trivialidades, sabe que no podrás hacer ningún progreso en el Yoga y la meditación. Debes, por lo tanto, cultivar una naturaleza amable y amorosa y ser adaptable. Algunos aspirantes se ofenden fácilmente, si se les señalan sus defectos y sus vicios. Se indignan y empiezan a pelear con la persona que les muestra sus defectos. Piensan que la persona los está inventando por celos y odio. Esto es malo. Otros pueden detectar tus defectos fácilmente. Si no llevas una vida de introspección, si tu mente tiene tendencias sociables, ¿cómo puedes encontrar tus propios defectos? Tu vanidad vela y hace borrosa tu visión mental. Si tú, por lo tanto, quieres crecer en la espiritualidad y en el Yoga, debes admitir tus defectos, cuando te los señalan otros. Debes esforzarte para erradicarlos y debes estar muy agradecido con la persona por señalarte tus defectos.

Es un asunto muy difícil erradicar la naturaleza auto-asertiva. Esta naturaleza nace sólo de la ignorancia. Todos han construido su personalidad desde tiempos sin principio. Esta personalidad se ha hecho muy fuerte. Es difícil doblar esta personalidad y hacerla flexible y elástica. Quieres dominar a los demás. No quieres oír las opiniones y los argumentos de otros, aunque sean bastante lógicos, sólidos y alcanzables. Tienes un par de ojos amargados. Dices: “Cualquier cosa que yo diga es correcta. Cualquier cosa que haga es correcta. Los puntos de vista y las acciones de otros son incorrectas”. Nunca admites tus errores. Haces tu mejor esfuerzo para justificar tus puntos de vista caprichosos con argumentos torcidos. Si los argumentos fallan recurres a la vituperación y a peleas. Si la gente no te demuestra respecto ni te honra, instantáneamente te embarcas en un arranque de furia. Te complace inmensamente cuando alguien te halaga. Dirás cualquier cantidad de mentiras para justificarte. La auto-justificación va de la mano con la naturaleza Rajásica auto-asertiva. Nunca puedes crecer en el Yoga mientras tengas esta naturaleza auto-asertiva con el hábito de la auto-justificación. Debes cambiar tu actitud mental. Debes desarrollar le hábito de ver todos los asuntos desde el punto de vista de los otros. Debes tener esta visión de rectitud y veracidad. Sólo entonces crecerás en el Yoga y en la espiritualidad. Dbes tratar el respecto y el honor como despojos y veneno y la censura y el deshonor como ornamentos y néctar.

También te será difícil ajustarte a las maneras y los hábitos de otros. Tu mente esta llena de gustos y disgustos, prejuicios de casta, credo y color. Eres bastante intolerante. La naturaleza de encontrar fallas está arraigada en ti. Saltas al instante para encontrar las fallas de los demás. No puedes ver lo bueno en otros; tienes un par de ojos mórbidos. No puedes apreciar las acciones meritorias de otros. Presumes de tus propias habilidades y meritos. Esa es la razón por la que peleas con todas las gentes y no puedes mantener relaciones cordiales con otros por mucho tiempo. Debes superar estos defectos desarrollando la tolerancia, el amor y otras virtudes buenas.

Continuará

Cita del día

Sólo te pueden robar aquello que no es tuyo. Alejandro Jodorowski

jueves, 5 de agosto de 2010

Cita del día

El mundo exterior no te proporcionará respuestas espirituales mientras no asumas tu papel de creador de la realidad. Deepak Chopra

miércoles, 4 de agosto de 2010

La meditación controla la felicidad

Prueban que en la zona izquierda del cerebro se localiza la felicidad .La meditación controla esa emoción Hace muchos años, cuando todavía era un estudiante recién graduado en Psicología, realicé un experimento para evaluar hasta qué punto la meditación podía funcionar como un antídoto contra el estrés.

Mis profesores eran escépticos, mis mediciones fueron débiles y mis pacientes eran, en su mayoría, colegas de segundo año. No sorprende que mis resultados fueran poco convincentes.

Pero hoy me siento justificado.

A través de los años han habido resultados de trabajos que han estudiado la meditación, algunos sugiriendo sus poderes para aliviar los efectos adversos del estrés. Pero sólo el mes último se concretó lo que considero un estudio definitivo que confirma mi hipótesis, alguna vez poco firme, al revelar el mecanismo cerebral que puede explicar la habilidad para tranquilizarse.

Los datos emergieron como uno de los muchos resultados experimentales de una poco común colaboración investigativa: la del Dalai Lama, líder religioso y político tibetano en el exilio, y la de algunos de los más prestigiosos psicólogos y neurólogos de los Estados Unidos. Los científicos se encontraron con el Dalai Lama durante cinco días en Dharamsala, India, en marzo de 2000, para conversar sobre la forma en que la gente podría controlar mejor sus emociones destructivas.
Uno de mis héroes personales en este acercamiento entre la ciencia y la antigua sabiduría es el doctor Richard Davidson, director del Laboratorio para las Neurociencias de los Afectos, de la Universidad de Wisconsin. Davidson logró en una reciente investigación identificar un índice para establecer el centro cerebral de los estados de ánimo.

Las imágenes de resonancia magnética revelan que cuando la gente está ansiosa, enojada, deprimida, las partes del cerebro convergen hacia la amígdala y la corteza prefrontal derecha, región cerebral importante para la hiperdefensa típica de las personas con estrés. Por el contrario, cuando la gente tiene ánimo positivo, entusiasmo y energía, esos sitios están tranquilos y aumenta la actividad de la corteza prefrontal izquierda.

El doctor Davidson ha descubierto lo que, según cree, es una manera rápida de cuantificar el nivel del estado anímico típico de una persona: leer los niveles de actividad en estas áreas prefrontales, derecha o izquierda.

Esto predice los estados de ánimo diarios con sorprendente exactitud. Cuanto más se incline hacia la derecha, la persona tenderá a estar más infeliz o afectada, mientras que cuanta más actividad se desarrolle en la parte izquierda, más feliz y entusiasta estará.

Al estudiar los datos de cientos de personas, el doctor Davidson estableció una curva de distribución en la que la mayoría de las personas que se encuentran en la mitad manifestaron buen y mal humor alternadamente.

Aquellas personas, relativamente pocas, que se hallan bien hacia la derecha son más propensas a tener depresión clínica o desórdenes de ansiedad en el transcurso de su vida. Para los pocos afortunados que se sitúan más a la izquierda, los estados conflictivos son raros y la recuperación es rápida.

Esto explica otro tipo de datos que sugieren un punto determinado biológicamente para nuestro nivel emocional.

Un descubrimiento, por ejemplo, muestra que, tanto en la gente con suerte como en los desafortunados que sufrieron un accidente y quedaron parapléjicos, durante alrededor de un año y medio después de dichos acontecimientos el humor diario es más o menos el mismo que antes, lo que indica que el punto emocional cambia poco o nada.

Davidson informó sobre el descubrimiento durante el encuentro con el Dalai Lama y los científicos en la India. Pero el hallazgo, aunque interesante, levantó más preguntas que respuestas. ¿Era sólo casualidad o un rasgo habitual entre los monjes? ¿Había algo respecto del entrenamiento de un lama que podría llevar a un estado de felicidad perpetua? Y si es así, ¿podría este prodigio ser compartido por todos?

Una respuesta tentativa a esta última pregunta proviene de un estudio que Davidson realizó en colaboración con el doctor Jon Kabat-Zinn, fundador de Mindfulness-stress Reduction Clinic, en la Universidad de Massachusetts.

Este clínico enseña meditación a pacientes con enfermedades crónicas para ayudarlos a manejar mejor sus síntomas. En un artículo, los doctores Davidson y Kabat-Zinn informan sobre los efectos del entrenamiento en esta clase de meditación, método extraído de sus orígenes budistas y ahora enseñado a los pacientes en hospitales y clínicas de muchos países.

Zonas positivas y negativas

Kabat-Zinn enseñó el método a trabajadores sometidos a grandes presiones, durante tres horas por semana durante dos meses. Otro grupo de voluntarios recibió el entrenamiento más tarde; los participantes fueron controlados por el doctor Davidson y sus colegas.

Antes del entrenamiento, los trabajadores en general registraban una mayor utilización del lado prefrontal derecho del cerebro en sus emocionesy se quejaban de sentirse estresados.

Después, sus emociones se inclinaron hacia el lado izquierdo, la zona positiva. Simultáneamente, sus estados de ánimo mejoraron e informaron sentirse con más energía y menos ansiosos. En resumen, los resultados sugieren que el punto de las emociones puede modificarse, con un adecuado entrenamiento.

Con este tipo de meditación se aprende a monitorear el estado de ánimo. La hipótesis del doctor Davidson es que se puede fortalecer una gran cantidad de neuronas del lado izquierdo de la corteza prefrontal, e inhibir los mensajes de la amígdala, que envía emociones perturbadoras.

El entrenamiento mindfulness se centra en aprender a monitorear las sensaciones y pensamientos, tanto con la meditación como con ejercicios de yoga. Con la aprobación del Dalai Lama, un grupo de lamas altamente entrenados permitió ser estudiado. Todos ellos pasaron por lo menos tres años meditando en retiros solitarios.

Estos y otros descubrimientos llevaron algunos investigadores a diseñar un programa llamado "Cultivo del equilibrio emocional", que combina métodos extraídos del budismo con el mindfulness y la sinergia de la psicología moderna, como también la lectura de las microexpresiones y las relaciones humanas.

El impulso científico de estos intentos iniciales ha entusiasmado a otros investigadores. Con el auspicio de The Mindfulness and Life Institute of Technology, el 13 y el 14 de septiembre el Dalai Lama se encontrará con un grupo muy grande de investigadores para discutir sobre la posibilidad de realizar más investigaciones.

En cuanto a mí, me lo estoy tomando muy en serio. En mi época de estudiante a veces meditaba, pero ahora, decididamente, lo haré siempre. El mes que viene mi mujer y yo nos dirigiremos a un lugar cálido durante dos o tres semanas para realizar un retiro y meditación. Nunca alcanzaré al sublime lama, pero disfrutaré al intentarlo.

Por Daniel Goleman
The New York Times
Traducción: María Elena Rey

Para monitorear las emociones

El mindfulness se centra en aprender a monitorear las continuas sensaciones y pensamientos más de cerca, tanto en la meditación como con ejercicios de yoga.

El doctor Paul Ekman, de la Universidad de San Francisco, obtuvo datos sorprendentes de su trabajo con los lamas. El estudió la expresión facial de las emociones y desarrolló un método de medición capaz de registrar la aptitud de una persona para interpretar las emociones a través de mínimos cambios en los músculos faciales. Por suerte, casi nadie puede leer esos gestos, pero cuando Ekman trajo a su laboratorio a dos monjes tibetanos, uno obtuvo resultados precisos para tres de cada seis emociones que integraban la prueba. El otro obtuvo resultados exactos para cuatro de ellas. Y un profesor de meditación budista americano reconoció las seis, algo que se considera muy raro. Normalmente, una persona no entrenada puede reconocer una de seis.

Estos descubrimientos, junto con los pedidos del Dalai Lama, llevaron al Ekman a diseñar un programa que combina métodos extraídos del budismo, como la meditación, con el entrenamiento sinérgico de la psicología moderna, como leer las microexpresiones, para ayudar a las personas a manejar mejor sus emociones y relaciones.

El mes último se inició un programa piloto con maestras de escuelas elementales del área de San Francisco.

FUENTE: DIARIO LA NACION
Foto: Gracias Maria por esta hermosa foto de meditación en Tierra Santa.
Fuente: Yoga: Aprender por el Cuerpo, Adriana Paoletta, 12 de mayo 2010

Cita del día

Para el mago-poeta Aleister Crowley el más importante consejo es: "Haz lo que quieras". Error: No es "Haz lo que quieras", sino "Haz lo que quieres". (Una sola letra puede cambiar nuestra vida). "Haz lo que quieras", habla de un futuro caprichoso. "Haz lo que quieres" habla de convertir en acción un deseo esencial. Alejandro Jodorowski

lunes, 2 de agosto de 2010

El yoga (cada vez más) triunfa en las empresas

Como comentaba el otro día, en estos seis meses de ausencia, me ha dado tiempo a hacer muchas cosas, incluso escribir un reportaje sobre yoga en las empresas que aquí reproduzco.

El yoga reduce los niveles de estrés, calma el cuerpo y la mente y tonifica nuestro cuerpo. Quizás sean estos algunos de los motivos por los que cada vez más, tanto multinacionales como pymes se interesen por esta disciplina como forma para motivar y “relajar” a sus empleados.

Y es que durante los últimos años han proliferado en las principales ciudades españolas no solo centros de Yoga sino centros cuya principal función es ofrecer sus servicios “milenarios” a empresas de todos los tamaños.

YogaWork es uno de esos centros. El centro, que recientemente ha abierto sus puertas en Madrid, responde según sus responsables a la necesidad de las empresas, en las que “el absentismo laboral, la desmotivación y la falta de implicación están a la orden del día”.

De esta forma, comentan que “mejorando la calidad física, mental, intelectual y emocional del individuo, mejorará la calidad de la empresa a la que pertenece”.

El Yoga mejora las organizaciones

Hemos mantenido una interesante charla con Jorge Caballero, uno de los impulsores de esta iniciativa, que nos ha trasladado su visión sobre cómo el yoga puede mejorar la vida no solo de las personas, sino también de las organizaciones.

Lo primero que le hemos preguntado es cómo han conseguido introducir sus servicios en un ambiente corporativo, en el que por norma general, tienden a mirarse con cierta distancia iniciativas que pueden sonar “estrafalarias”.

En este sentido, Caballero tiene claro que el Yoga en la empresa no solo es un ideal sino que es una realidad cada vez más consolidada en España y se apoya en una breve reflexión para demostrarlo:

“Las empresas cada vez están mas interesadas en tener motivados y contentos a sus empleados, por lo que al explicarles como se desarrollan nuestras clases y como es el tipo de Yoga que hacemos, entienden de inmediato los beneficios a corto, medio y largo plazo, por los que les parece lógico brindar a sus empleados algo tan básico como es el mantenimiento de su salud y bienestar” asegura.

Frente a los que piensan que este tipo de acciones formativas son sólo posibles o incluso habituales en grandes empresas, Caballero es bastante tajante y aclara que normalmente los centros tienen capacidad de trabajar tanto en grandes empresas, como en pymes ya que adaptan sus programas “a cada empresa y a cada colectivo en particular” de modo que aunque en principio se ofrecen clases generales, se tiene muy en cuenta cuáles son los “problemas específicos” que puedan resultar de un trabajo concreto que se realice en la empresa.

Y aunque reconoce que en tiempos de crisis “las pequeñas empresas pueden mostrarse más reacias a invertir en este tipo de formación como la que nosotros promovemos” constatan entusiasmados como curiosamente, “aunque estemos en crisis, se están registrando más inscripciones en centros de Yoga, y es porque la gente realmente lo necesita y, no nos equivoquemos, la gente sabe muy bien en que gasta su dinero”.

Actuar contra el estrés

Uno de los principales motivos por los que cada vez más empresarios, ejecutivos y directivos se animan a recibir clases de Yoga es por su capacidad para luchar de forma muy efectiva contra el estrés, una de las enfermedades más peligrosas que sufre el trabajador moderno.

De hecho existen estudios que revelan que el estrés en el trabajo afecta en la Unión Europea a 41 millones de personas y esto provoca unas pérdidas de 20.000 millones de euros al año, siendo la tasa de absentismo laboral tres veces mayor en España que en el conjunto europeo.

Para el responsable de YogaWork “de todos es sabido el alto nivel de estrés, dolores de espalda, depresiones, etcétera que padece la gente, sobre todo en las grandes ciudades”.

Si esto lo unimos a la inactividad y las muchas horas sentados en una misma postura, casi siempre no muy buena, nos encontramos con personas que “pueden gestionar grandes empresas pero no pueden gestionar su propio cuerpo por los muchos acortamientos musculares y articulares que padecen”.

Tal y como explica Caballero en este punto, a través de las posturas (asanas) se consigue “no solo trabajar el cuerpo, sino que el contenido mental cambia y se actúa sobre el sistema nervioso” por lo que el alumno se ve liberado de lo que le sostiene día a día a las situaciones de estrés y comienza a saber como controlarlo por medio de la respiración y los estiramientos propios de esta disciplina.

Normalmente, tras una primera toma de contacto en la que el alumno no sabe muy bien a que atenerse, la respuesta suele ser muy positiva, y es que los que lo prueban por primera vez, suelen repetir, sobre todo porque como dice Caballero, la disciplina que imparten en su centro, Yoga IYENGAR®, “queda lejos de la quietud, o de la práctica aburrida que tiene mucha gente en la cabeza cuando viene a las clases”.

Sin embargo hay que tener cuidado, porque como en muchos otros sectores, tampoco el Yoga se libra del intrusismo laboral. El auge que ha experimentado esta disciplina en los últimos años, ha provocado que “cada vez hay mas escuelas haciendo cursos de profesorado con muy bajo nivel de enseñanza, y mas interesados en el factor económico que en formar buenos profesores” por lo que antes de solicitar este tipo de servicios no estaría de más, que la empresa se interesase sobre la calidad del centro.

En el caso de YogaWork, declaran que han sido certificados por la AEYI (Asociación española de Yoga IYENGAR®)uno de los emblemas que garantizan la calidad de las clases recibidas.


Fuente: Cuaderno de Yoga, 16 de septiembre de 2009

Cita del día

De José Hierro, poeta español: "Llegué por el dolor a la alegría. Supe por el dolor que el alma existe". Alejandro Jodorowski

domingo, 1 de agosto de 2010

Cita del día

Para reconquistar la realidad única debemos aceptar que el mundo está en nosotros. Este secreto espiritual se base en la naturaleza del cerebro, cuya función es crear el mundo en todo momento. Deepak Chopra