lunes, 31 de octubre de 2011

Cita del Día

No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio. Proverbio árabe

domingo, 30 de octubre de 2011

Cita del Día

Hasta una hoja de papel pesa menos cuando dos la levantan. Proverbio coreano

sábado, 29 de octubre de 2011

Cita del Día

El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses. Proverbio japonés

viernes, 28 de octubre de 2011

jueves, 27 de octubre de 2011

martes, 25 de octubre de 2011

lunes, 24 de octubre de 2011

sábado, 22 de octubre de 2011

Cita del Día

Cuatro cosas tenemos en mayor cantidad de lo que creemos: enemigos, deudas, años y pecados. Proverbio persa

jueves, 20 de octubre de 2011

Zen y el cerebro 4

ZEN Y EL CEREBRO

JAMES H. AUSTIN, M.D.

Resumen y traducción Alfredo Amescua


5. Perspectivas Occidentales acerca de las Experiencias Místicas.

La experiencia mística es una forma natural de conocimientos en el sentido de que
uno no necesita postular ninguna intervención especial de la deidad para explicarla.
Sin embargo, in la experiencia mística, la persona entra en contacto con la Forma como Son las Cosas.

Andrew Greeley

…¿Experimentar las cosas como realmente son? Sí, este es el hecho central de la iluminación: “despertar” a la unidad que permea todas las cosas. Pero esos conocimientos profundos son sólo unos de muchos estados alternativos de consciencia…

…¿Quiénes son esos seres raros en el occidente que “obtienen” experiencias religiosas o místicas? Son millones. Son hombres y mujeres de todas las edades y de todos los giros de vida, niveles educativos y antecedentes religiosos. En la encuesta Gallup 1977-78, 31% de la población adulta reconoció haber tenido una experiencia mística repentina o dramática en algún momento de sus vidas…

…Maslow, al encontrar cada vez menos gente que no hubiera tenido experiencias pico, finalmente empezó a usar el término “no-piqueadas”. No se refería a personas que no pudieran tener experiencias pico, sino a aquellos temerosos de mencionar las experiencias que suprimían, negaban u olvidado…

…¿Ocurren en la iglesia, o en un contexto meditativo formal la mayoría de las experiencias? No. En la encuesta de Wilson, las experiencias ocurrieron espontáneamente en el 31%, no siendo originadas por ningún contexto religioso formal. En la encuesta de Greeley, 45% fueron originadas por la exposición a las bellezas de la naturaleza…

…los episodios importantes tienden a desarrollarse en una secuencia que incluye al menos cuatro categorías diferentes de experiencia. La historia personal del sujeto contribuye interpretaciones cada vez más a las últimas tres:
1. Experiencia bruta. Estas primeras características no se piensan, ocurren. Son teológicamente neutrales y se encuentran fuera de cualquiera de las creencias, expectativas o intenciones previas de la persona.
2. Interpretaciones reflexivas. Estas son interpretaciones originales que la persona formula espontáneamente ya sea durante la experiencia misma o inmediatamente después.
3. Interpretaciones incorporadas. Estas contienen referencias a características de la experiencia influenciadas por las creencias, expectativas e intenciones previas de esa persona en particular.
4. Interpretaciones retrospectivas. Estas contienen referencias a interpretaciones religiosas o doctrinales de otro tipo no formuladas hasta mucho más adelante, después de que termina la experiencia.

…ahora resumiremos, en dos oraciones, por qué creemos que los momentos pico ocurrirán en un contexto meditativo Zen. Es que suceden. Y cuando suceden, no es porque la persona tuviera ninguna creencia doctrinal pura o conceptualizaciones previas, sino porque la meditación previa y la vida de práctica cotidiana ya habían abierto algunos intervalos fisiológicos en el cerebro, y que suceded que estas grietas se han hecho más amplias que lo usual…

…Estaremos aplicando el término “estados extraordinarios” a los eventos psicofisiológicos que luego surgen a través de las grietas a la consciencia. No definiremos ninguno de estos estados como arcanos o exóticos. Son funciones cerebrales innatas, existentes, reacomodadas en nuevas configuraciones. Sus datos crudos anticipan todas las palabras, doctrinas y textos sagrados, todas las interpretaciones teológicas, filosóficas y neurológicas…

…Los momentos pico son íntimos y privados para cada persona… Tienden a desarrollarse una serie te temas. Estos temas caen dentro de categorías universales… Laski enfatizaba que muchas de esas experiencias no son para nada consistentes con las creencias dogmáticas previas de la persona. Su postura era que las experiencias místicas de personas en siglos anteriores han hecho surgir el dogma, no que la experiencia actual de cada persona haya sido derivada de ese dogma…

…Así que no es fácil caracterizar la experiencia mística. Ciertamente, algunos autores occidentales ahora han compilado listas de criterios en su intento de hacerlo… Empezaremos con la lista original de William James de cuatro características. Primero listó inefabilidad, seguida de cualidad noética, transitoriedad y pasividad…

…Kaufman se mostraba cauteloso de los otros tres criterios de James. Argumentaba que la cualidad, noética, la transitoriedad y la pasividad no son específicas para una experiencia mística. Observó que también son atributos de las experiencias ordinarias puramente sensoriales. Estas también dan conocimiento, no duran y pueden sobreponerse a un receptor pasivo con su torrente de datos sensoriales…

…Esta objeción sólo es parcialmente verdadera. La definición que estaremos usando para “sabiduría del conocimiento” es la comprensión sin palabras de la más profunda trascendencia. Llega de manera completamente diferente a nuestro conocimiento ordinario basado en los sentidos. Ciertamente, la palabra noético de James ya implica la presencia de este tipo extraordinario de cognición. ¿En dónde termina la cognición ordinaria? Para entender, empezaremos con las definiciones usuales del término del diccionario. Cognición tiene sus orígenes en el latín “cognoscere”: saber. La cognición entonces se hace definible en términos de esas operaciones mentales meditabundas que nos llevan a “saber” todo acerca de una manzana, por ejemplo, y a poder usar la lógica para explicar por qué es diferente a una pera. Cuando usamos el razonamiento para tratar de explicar esas distinciones, empezamos a valorar no sólo cómo se “siente” ese proceso meditabundo sino también cómo parece moverse muy lentamente…

…James sabía esto. El quiso enfatizar algo diferente. Cuando unió las dos palabras “cualidad noética” quería dejar en claro tres hechos experenciales sorprendentes: (1) La revelación profunda llega directamente; (2) Al contacto, se comunican grandes cantidades de información compleja; (3) Ningún pensamiento intermedio completa la transferencia. Así que sus palabras “cualidad noética” implican el impacto de una clase novedosa de comprensión sin pensamiento. Sucede automáticamente. Es muchos más rápida que nuestro razonamiento usual, y más compleja que nuestras habilidades intuitivas usuales…

…Laski, en 1968, reportó los resultados de una encuesta temprana con más de cincuenta amigos y conocidos… Su segunda categoría se llamaba “experiencias de intensidad”. Eran breves, y frecuentemente eran originadas por disparadores que implicaban objetos, eventos o ideas. Pueden ser asociadas con palabras que sugieren sensaciones de empuje hacia arriba o de movimiento positivo hacia arriba. Después, durante una “luminiscencia” extensa, se interpretaba y se valoraba. Entonces regresaban gradualmente las facultades y percepciones “normales”…

…Sus experiencias de intensidad incluyen tres subtipos distintos:
1. Experiencias adámicas: Éstas implican sentimientos de purificación gozosa, de renovación de la vida y de bondad amorosa hacia todos. Mientras que parece que el mundo se transforma, el yo todavía no se pierde. Ella escogió el término “adámico” porque refleja la felicidad e inocencia total de Adán antes de la caída…
2. Experiencias de conocimiento-contacto: El conocimiento llegó a través de algún “contacto” nuevo. El contacto provino ya sea de fuentes internas, de una fuente indefinible, o del exterior. Laski creía que sólo sus sujetos más creativos o intelectuales tenían experiencias adámicas o de conocimiento-contacto.
3. Experiencias de unión: Estas eran las más valoradas. Se caracterizaban por sentimientos de unión con alguna otra cosa o con alguien más. Transmitían la sensación, que llegaba después, de que este contacto había sido total…

…Para Maslow, las experiencias de zona estable eran momentos en los que una persona obtiene cogniciones serenas, contemplativas, de valores intrínsecos. Estas todavía estaban cerca del lado cognitivo del espectro, ya que eran más bien voluntarias y también eran menos intensas que una experiencia pico importante…

…Gimello definía una experiencia mística como un estado mental, uno comúnmente alcanzado a través de algún tipo de auto-cultivación. Creía que usualmente incluía las siguientes características:
1. Una sensación de unicidad o unidad, definida de varias maneras.
2. Una fuerte confianza en la realidad o la objetividad de la experiencia; una convicción de que de alguna manera revela “la verdad”.
3. Inefabilidad.
4. Una modalidad de percepción intelectual no convencional, diferente cualitativamente. Durante la cual se suspenden o se sustituyen las operaciones intelectuales convencionales.
5. Una sensación paradójica de que los opuestos, de varios tipos, coinciden.
6. Un tono afectivo extraordinariamente fuerte. Esto puede incluir varios tipos de emoción que coinciden en combinaciones inusuales, como alegría sublime junto con una serenidad total…

…Mientras que algunos sujetos pueden rechazar sus experiencias siguiendo los criterios de Kaufmann, la mayoría de la gente sobrevalora sus experiencias extraordinarias. El maestro Zen contrarresta esta tendencia. Apoya al estudiante, pero le da una investidura a la experiencia con la menor cantidad de palabras posible y sigue adelante. Siguiendo este ejemplo, el aspirante Zen aprende a considerar las experiencias místicas no como lugares de destino sino como puntos de partida…

…Las listas anteriores no están completas. Es útil enumerar otras características, porque más tarde veremos que cada uno tiene implicaciones fisiológicas:
1- Ocasionalmente, puede ocurrir una sensación sutil de anticipación, un vago preludio que usualmente dura minutos más que horas.
2- Las experiencias no se repiten exactamente en la misma forma. Durante un periodo de años, la misma persona puede tener varias experiencias, incluso dentro del mismo subtipo general. Éstas no son estereotipadas. Varían cualitativamente, a diferencia de la mayoría de los ataques.
3- En general, las experiencias, incluso dentro del mismo subtipo, tienden a evolucionar hacia revelaciones más profundas, especialmente durante un entrenamiento prolongado en una tradición monástica.
4- Los subtipos a veces se sobreponen y se mezclan unos con otros. Crean mezclas inusuales difíciles de clasificar. Las drogas psicodélicas aumentan esta tendencia, así como las técnicas meditativas de mucha presión y demasiado entusiastas.
5- Algunas experiencias extraordinarias causan un cambio conductual inmediato en la persona. Un observador entrenado, como un maestro Zen, se da cuenta de la transformación inmediatamente. Sin embargo, estos cambios fisiológicos inmediatos tienden a desvanecerse durante las siguientes horas o días.
6- Pocas de las así llamadas experiencias pico reportadas por sujetos a los que se les preguntó aleatoriamente resultan en transformaciones importantes que duren los suficiente para cambiar sus vidas. Tan pocos como del 1 al 4 por ciento de esos sujetos sufren transformaciones importantes.
7- Sin embargo, cuando se repiten las experiencias, es más probable que conduzcan a un cambio duradero.
8- No se pierden los detalles de una experiencia importante. Se pueden recordar claramente. Pero la persona sí pierde otras cosas: los atributos disfuncionales de la personalidad más antiguos. Este patrón particular – un nuevo perfil psicológico que contiene tanto preservación como pérdida – es bastante inusual. Excluye la operación de perturbaciones de la memoria más familiares. Ciertamente, estas preferencialmente borran nuestras funciones de memoria más recientes, no las más antiguas…

Continuará

Cita del Día

No existe la muerte, solo es un cambio de mundos. Proberbio Duwamish

miércoles, 19 de octubre de 2011

martes, 18 de octubre de 2011

Cita del Día

Toda la dicha que hay en este mundo, toda, proviene de desear que los demás sean felices; y todo el sufrimiento que hay en este mundo, todo, proviene de desear ser feliz yo. Shantideva

lunes, 17 de octubre de 2011

Cita del Día

El hombre puede pasar por sabio cuando busca la sabiduría; pero si cree haberla encontrado es un necio. Proverbio persa

domingo, 16 de octubre de 2011

Cita del Día

Nosotros no heredamos la tierra de nuestros ancestros; solo la tomamos prestada de nuestros hijos. Proverbio tribu americana

sábado, 15 de octubre de 2011

viernes, 14 de octubre de 2011

Dalai Lama: Hallando la felicidad en tiempos difíciles

Cita del Día

Los enemigos como el odio y el apego carecen de piernas, brazos y demás miembros, y no tienen coraje ni habilidad, ¿cómo, entonces, han conseguido convertirme en su esclavo?." "Mientras moran en mi mente me perjudican a su antojo y yo, sin enfadarme, los tolero con paciencia cuando en realidad no debería ser paciente con ellos. Shantideva

miércoles, 12 de octubre de 2011

Zen y el cerebro 3

ZEN Y EL CEREBRO

JAMES H. AUSTIN, M.D.




Resumen y traducción Alfredo Amescua


4. Misticismo, Zen, Religión y Neurociencia.


…En ninguna parte se recibe siempre al misticismo amablemente. Se ha sospechado de él durante milenios, ya que en tiempos antiguos, el místico (mistes: uno iniciado) era uno que había sido iniciado en ritos esotéricos secretos, y por lo tanto perturbadores…

…Abundan otras versiones. William James sostenía que una “consciencia de iluminación” era la marca esencial de un estado místico. Para Underhill, el misticismo era, “la ciencia de los finales, la ciencia de las uniones con el Absoluto, y nada más”. Para Dumolin, el verdadero misticismo significaba “una relación inmediata con la realidad absoluta, espiritual”: Incluía todos nuestros esfuerzos para elevarnos a esa “esfera supracósmica, suprasensorial” que se experimenta inmediatamente. Para Keller, el misticismo era “la búsqueda, propia de cada religión y llevada a cabo dentro de cada religión por algunos de sus adeptos, después de aprehender totalmente lo que la religión define como el conocimiento supremo y más íntimo disponible para sus adherentes.”…

…Mundialmente, las tradiciones místicas tienden a caer en al menos dos categorías. Una escuela sostiene que el principio de la deidad o fuerza creativa está fuera de ellos. Tienen una sensación de moverse a través de etapas que llevan hacia arriba y hacia fuera hacia su presencia divina. El enfoque cristiano sigue esta orientación general. Desde su perspectiva, cuando a una persona se le ha otorgado la aprehensión intuitiva, es un regalo de gracia otorgado desde arriba…

…Las escuelas del misticismo budista, incluyendo la del Zen, reflejan una segunda orientación. Enseñan que el principio universal, o naturaleza de Buda, ya existe no sólo dentro de cada persona sino en todas partes…

…Samuel Johnson observa que el misticismo cristiano practica un tipo especial de concentración. Es uno en el que el culto es presionado por suposiciones de amor que surgen de la fe. En contraste, el enfoque del budismo Zen es dejar ir todas las suposiciones…

…¿Es el Zen una forma de misticismo? Eugen Herrigel cree que ciertamente sí hubo un misticismo budista. Su característica distintiva era el énfasis que le daba a “una preparación metódica para la vida mística”… Mi creencia es que el Zen no sólo cae dentro sino cerca del núcleo de las definiciones de misticismo dadas anteriormente. Sin embargo, es difícil clasificar el Zen, tanto para los que están dentro como para los de fuera. Por qué es así esto resultará cada vez más aparente…

…Mientras tanto, ¿en qué definiciones del término “religión” se pueden poner de acuerdo los occidentales?... William James definió la religión como “los sentimientos, actos y experiencias de hombres individuales en su soledad, mientras aprehenden a colocarse en relación a lo que sea que consideren lo divino”. Luckmann y Geertz definen la religión como “un conjunto de símbolos que pretenden proporcionar un esquema interpretativo único para explicar la realidad final”. Actualmente, nuestras definiciones más simples del diccionario dicen que la religión es un sistema de fe o culto profesado o practicado por sus adherentes…

…La mayoría de la gente espera que el neurocientífico se enfocaría en los asuntos místicos con mayor objetividad que el místico. En la práctica, esas distinciones no siempre son claras. Los científicos raramente son totalmente analíticos. Ciertamente, cuando empiezan a trabajar, frecuentemente emplean las premisas más subjetivas, luego alcanzan sus mayores avances creativos a través de saltos intuitivos…

…Andrew Greeley, un clérigo católico con un doctorado en sociología concluye que el místico se hace verdaderamente religioso cuando él o ella finamente saben “la forma como son las cosas realmente”. En Zen, esta frase corta también describe el conocimiento especia, ese entendimiento más profundo, que sirve como criterio válido para que una persona sea “religiosa”. “La forma como son las cosas realmente” expresa la profunda comprensión de que la Realidad Final, imbuida con lo sagrado, vive en el eterno aquí y ahora…

… El misticismo mismo está totalmente abierto a retos en otros terrenos. La ontología preguntará de él, ¿Cuáles son los primeros principios de ser y cómo se interrelacionan con la verdadera naturaleza de la realidad? La epistemología investiga, ¿Cómo llegamos a saber realmente y qué límites le ponemos a ese conocimiento? Dicho de otra manera, ¿Son “puramente subjetivas” las experiencias místicas? ¿O son intuiciones precisas que revelan nuestra naturaleza existencial más profunda y básica? Sólo en el último saco las experiencias serían ventanas válidas hacia una “realidad final” en el sentido objetivo absoluto…

…¿Y qué le pasó a Dios en esas preguntas? Greeley sugiere que la experiencia mística no implica necesariamente ninguna intervención divina especial. Ningún Dios se hace cargo, por así decirlo, cuando el sujeto se convierte en testigo pasivo dentro de la experiencia. En cambio, Greeley concluye que los que se hacen cargo son “poderes profundos en la personalidad humana, normalmente latentes”. Estos son los poderes que “producen experiencias de conocimiento y entendimiento que simplemente no están disponibles en la vida diaria”…

…La forma de monoteísmo judeo-cristiana coloca su deidad principal en lo alto. Ruth Fuller Sasaki describe el enfoque del budismo Zen al principio universal superior como si viniera de otra dirección…

El Zen sostiene que no hay un dios fuera del universo que lo creó y que creó al hombre.
Dios – si podemos pedir prestada esa palabra por un momento – el universo y el hombre son una
existencia indivisible, un total completo. Solo ESTO – es. Cualquier cosa y todo lo que nos parece
una entidad o fenómeno individual, ya sea un planeta o un átomo
un ratón o un hombre, no es sino una manifestación temporal de ESTO en forma;
cada actividad que sucede, ya sea el nacimiento o la muerte, amar o desayunar
no es sino una manifestación temporal de ESTO en actividad. Cada uno de nosotros
no es sino una célula, por decirlo así, en el cuerpo del Gran Yo. [Habiendo llegado a ser,
esta célula] ejecuta sus funciones y muere, transformada en otra manifestación.

...Si esto es así, entonces, ¿de dónde viene la experiencia de este Gran Yo? La premisa de este libro es que debe provenir del cerebro, porque el cerebro es el órgano de la mente. Se sostiene la misma perspectiva ya sea que las experiencias místicas o pico surjan espontáneamente, sean cultivadas, o sean inducidas por drogas. Nuestra tesis es que el entrenamiento meditativo previo y la práctica de la vida cotidiana ayudan a liberar funciones neurofisiológicas básicas, preexistentes. Esta tesis llevará a la siguiente proposición: las experiencias místicas surgen cuando las funciones normales se re-ensamblan en conjunciones novedosas…

…Sperry sostiene que nuestro cerebro funciona en formas que van más allá de las fuerzas elementales de la física… Ese punto de vista implica que nuestro cerebro desarrolla nuevas propiedades, propiedades emergentes. Son propiedades generadas solo por interacciones dentro del sistema mayor como un todo, no por los actos de cualquier constituyente pequeño único. Las propiedades emergentes son siempre mucho más que la suma de sus partes. Tomemos las propiedades emergentes novedosas del H2O, por ejemplo. Nunca podríamos imaginar el agua como un líquido si sólo conociéramos las propiedades de sus dos gases constituyentes, hidrógeno y oxígeno.

Continuará

Cita del Día

La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces. Proverbio persa

martes, 11 de octubre de 2011

Cita del Día

Ni tan lento que la muerte te alcance, ni tan rápido que des alcance a la muerte. Proverbio japonés

domingo, 9 de octubre de 2011

sábado, 8 de octubre de 2011

Cita del Día

Si tiene solución, entonces no hay de qué preocuparse; si no tiene solución, no tiene caso lamentarse. Shantideva

viernes, 7 de octubre de 2011

Cita del Día

Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas. - Alejandro Dumas

jueves, 6 de octubre de 2011

Zen y el cerebro 2

ZEN Y EL CEREBRO

JAMES H. AUSTIN, M.D.


Resumen y traducción Alfredo Amescua


3. ¿Pero, qué es Zen?

… Zen es vivir la experiencia, no principios abstractos anticuados. Es una forma especial de budismo en la que los preceptos y la práctica se funden. ¿Cuáles son algunas de sus principales enseñanzas?...

1. Zen enfatiza la meditación como un camino a la iluminación. Este despertar espiritual final se enfoca en una tesis: nosotros y el universo somos co-extensivos. Este tema central se encuentra insinuado en el término “Maha-prajna-paramita. Maha significa grandioso; prajna significa entendimiento-sabiduría; paramita insinúa alcanzar la otra orilla, el lugar en el que no hay ni apego a la vida ni miedo a la muerte. EL término apunta a ese entendimiento profundo que los libera a uno de todo el sufrimiento causado por preocupaciones egoístas y egocéntricas…

… La iluminación Zen hoy en día es todavía algo diferente de otras. No, no desciende de algún poder superior más grande. Sus aspirantes la ven que algo que emana desde dentro, que está en todo nuestro alrededor. Significa despertar a nuestra unidad fundamental con ese universo eterno que está justo bajo nuestras narices. No implica agregar ningún concepto nuevo y esotérico del exterior…

2. El intelecto no se siente en casa en la provincia del Zen. El Zen se retira antes del intelecto. Se esconde, por así decirlo…

3. El Zen valora los hechos simples, concretos, vivientes de la experiencia cotidiana personal y directa. Cuando nuestro cerebro percibe una rosa roja, no necesita pensar acerca de la palabra “rojo”, reflexionar sobre su longitud de onda, o tratar de analizar qué proceso químico hizo que fuera de ese color. Percibe el rojo directamente. El entrenamiento Zen promueve esta misma consciencia instantánea, despejada de todo en el aquí y ahora…

…Zen, viviendo en este momento presente, se concentra en este canto del ave, esta flor de cerezo que cae. Une todos estos momentos presentes de claridad tranquila en el flujo de su consciencia intemporal y continua… En Zen, la experiencia de la vida terrenal de primera mano es la realidad viviente. La irrealidad es nuestra existencia frenética usual, la que está llena de un enjambre de pensamientos, percepciones nubladas y conductas egoístas…

4. El Zen es intensamente pragmático, cauto de juicios moralistas, de distinciones hechas por el hombre entre el bien y el mal…

… El Zen es como nadar; no aprendes a nadar leyendo acerca de ello en un libro. Aprendes a nadar haciéndolo, en el agua…

5. Se aprende del Zen en zazen, la meditación Zen. Esta es la práctica esencia, fundamental para madurar las facultades intuitivas del cerebro. Para el maestro Zen, Dogen, la práctica del zazen por sí misma constituía la iluminación. El enfoque meditativo del Zen tiene una premisa tácita simple: la forma de los humores y las actitudes – determinan – lo que pensamos y percibimos. Si nos sentimos felices, tendemos a desarrollar ciertos trenes de pensamiento. Si nos sentimos tristes o enojados, otros distintos. Pero supongamos, que con entrenamiento, nos desapegamos de las distracciones y aprendemos a mitigar estos vaivenes emocionales salvajes de cualquier lado de la ecuanimidad. Entonces podemos entrar en una consciencia serena que es la tierra natural para el crecimiento personal positivo, espontáneo, llamado frecuentemente crecimiento espiritual…

6. No necesitas sentarte en un cojín para practicar Zen. La práctica de Zen se extiende por si misma a prestarle atención desnuda a todos los eventos de la vida diaria. Si se tuviera que definir una meta, sería el arte de dejarse ir mientras se pone atención… Los aspirantes luchan para mantenerse a flote hasta que finalmente dejan ir su actitud de que la iluminación es algo que hay que “lograr”. Los que siguen tratando de “llegar” a la iluminación descubren que no tener metas verdaderamente y no ser egoístas es el más difícil de todas las artes de vivir…

7. El Zen hace énfasis en la autoconfianza, autodisciplina y esfuerzo personal. El individuo es responsable de iluminarse él o ella misma,

8. El viaje interno no es sino un preludio para salir. El despertar consciente unirá profundamente al aspirante con lo que se entiende que es la corriente dominante de la fuerza vital, todo el rango de las alegrías y penas de la vida…

… ¿Qué hace el pastor en la vieja historia Zen después de que finalmente se ilumina? No se retira del mundo para convertirse en ermitaño. En cambio, sigue adelante con alegría y compasión a mezclarse en el mundo “con manos que ayudan”.

Cita del Día

Toda convicción es una cárcel. Friederich Nietzsche

martes, 4 de octubre de 2011

Cita del Día

La fantasía, aislada de la razón, sólo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos. Francisco de Goya

lunes, 3 de octubre de 2011

Zen y el cerebro 1

ZEN Y EL CEREBRO

JAMES H. AUSTIN, M.D.


Resumen y traducción Alfredo Amescua

Prefacio

. . . No sé lo que quieres decidir cuando dices Gran Mente y Pequeña Mente. Antes de todo está el cerebro.
J. Krishnamurti (1895–1986)

...Aldous Huxley llamó a la tendencia básica de la humanidad hacia el crecimiento espiritual la “filosofía perenne”. Aquí yo tomo una perspectiva diferente. Para mí, la tendencia implica una psicofisiología dinámica, íntima y perenne. Son una serie de procesos, en lenta evolución, que culminan en momentos definitivos de carácter extraordinario. ¿Qué son esas experiencias “pico”? ¿Cómo pueden incrementar profundamente, sin embargo simplificar el funcionamiento del cerebro? Este libro resume la evidencia más reciente…

...Invito al lector a tener precaución, nada acerca del cerebro, o el Zen, es tan simple como lo pueda sugerir este libro. Lo que parece posible hoy puede ser incorrecto por razones distintas a mis errores de comisión, omisión e interpretación. Hechos importantes todavía no se conocen…


Como introducción

...Esperamos que los científicos sean impersonales con sus datos. Pero supón que queremos dirigirnos hacia la meta científica que ha predicho William James. Para alcanzar una “ciencia crítica de las religiones” dijo, el material básico debe provenir de “hechos de experiencia personal”. En mi caso esto sólo puede significar extraer anotaciones hechas en mi diario. Estarás leyendo material que describe un mundo interior inusual desde dentro…

...Por lo tanto, en este libro, el sujeto – neurólogo – y el investigador son la misma persona. Es raro encontrar esta clase de autobiografía clínica hoy en día. Idealmente, en el futuro, quienquiera que escriba un libro así, debe ser un maestro japonés totalmente iluminado, que domine el español, una persona que tenga tanto un doctorado en neurofisiología, experiencia de primera mano en investigación psicofisiológica, años de experiencia de enseñanza intercultural y también un médico cuya preparación tanto en neurología como en psiquiatría haya sido doblemente certificada. En este trabajo, un estudiante en el Camino empieza la tarea de enormes proporciones de coordinar los hechos en estos mismos campos, trayendo a la tarea sus antecedentes en investigación neurocientífica y una curiosidad persistente. Para eliminar la narrativa personal, sólo agrego aquellos detalles autobiográficos que parecen relevantes…


Parte I
Punto de inicio hacia el Zen

1. ¿Hay un terreno en común entre el Zen y el cerebro?

...Hay muchas razones para que también veamos con un escepticismo sano la cosecha actual de humanos “vueltos a nacer”. No tenemos una idea clara de cómo puede ocurrir tal evento, ¿por qué debemos creer que sucede? Sin embargo, hace mucho tiempo, en una tierra lejana, el cerebro del hombre cambió abruptamente. Él también sufrió una metamorfosis. Su transformación fue tan completa, duradera e influyente que todavía se le recuerda como “El Iluminado”…

...De hecho, nunca ha habido nada realmente convincente que decir acerca del Zen. Sólo la misma vieja evidencia suave de siglos. Sólo que sigue transmitiendo el mismo mensaje sorprendente: se le puede dar forma, tallar y transformar al cerebro humano con años de práctica. ¿Con qué propósito? Para que resulten constelaciones continuas sorprendentes de percepción, entendimiento, actitudes y conducta. Éstas fluyen espontáneamente, fundiendo la conducta totalmente en armonía con cualquier entorno social que prevalezca (ver la parte VIII)…

...Los temas de las religiones orientales nos dejan sintiéndonos inquietos. (Incluso el término budismo parece extraño.) Damos por hecho el icono occidental del Cristo sangrante y crucificado. Sin embargo, curiosamente, todavía encontramos que una propuesta oriental pueda también acentuar las clases de sufrimiento en el mundo. Nuestra imagen de Dios tiende a ajustarse a la visión teísta de Miguel Ángel. Es ese patriarca majestuoso de blanca barba, que estira la mano para crear al hombre en su propia imagen con el simple toque de su dedo índice derecho. Siempre es un hombre blanco, siempre con D mayúscula. Cierto, fue nuestra propia cultura la que originó la frase “Dios está muerto”. Pero el ateísmo todavía se siente incómodo. Debe haber algo malo con cualquier importación extranjera que deje fuera a “Dios”, el Creador...

...el oriente ya había descubierto un hecho curioso, una persona que se sienta tranquilamente de esta manera, con consciencia plena, puede finalmente despertar a estados de consciencia extraordinarios. En Asia, este conocimiento pasó por las tradiciones yóguicas, luego evolucionó en las tradiciones budistas que se desarrollaron en India, China y Japón…

…como occidentales estudiando Zen, debemos abrirnos pronto a formas y ejes distintos de pensamiento. Ningún tema – Zen o el cerebro humano – es entendible en una sola dimensión, en un solo momento, en un solo nivel. Así que unas palabras de precaución: Habiendo escogido ahora adentrarnos en esta compleja interfaz entre estos dos grandes temas, estaremos entrando en caminos de incomprensión. El viaje nos llevará por nuevos planos extraños que se inclinarán en ángulos poco probables. La iluminación mental se resiste a ser dividida…

...los neurobiólogos todavía siguen estudiando reflejos abiertamente y mirando bajo el cofre, no juntándose pasivamente en las trincheras. Muchos de ellos todavía se preguntan cómo surge la vida interna. Siempre perplejos, oscilan entre dos ficciones importantes: (1) Se puede entender el cerebro; (2) Nunca estaremos cerca de hacerlo. Mientras tanto, siguen persiguiendo mecanismos cerebrales, parte por hábito, parte por fe. Su premisa: el cerebro es el órgano de la mente. Claramente, este bulto de kilo y medio de tejido es la fuente de nuestra “información de comprensión” acerca de nuestro mismo ser…

2. Una breve descripción de la historia del Zen

La naturaleza del Zen no yace en la erudición, la filosofía, en la doctrina budista, ni siquiera incluso en el zazen. . . .
Yace en una sola cosa, a saber ver la naturaleza del Buda que está en cada persona.
M. Trevor

El poder del centro verdadero debe de ser el artefacto más perdido de la sabiduría humana.
Es como si el mismo mensaje sigue llegando a la orilla y nadie rompe las botellas, mucho menos el código.
Marilyn Ferguson

… Incrustada en la palabra Zen, está la historia de cómo evolución a través de los siglos. Sus técnicas meditativas surgieron de prácticas ancestrales de yoga. En esa época, la palabra sánscrita para meditación era dhyana. Esta evolucionó en la frase Ch’an-Na, luego en la palabra china Ch’an. Más adelanto, monjes budistas trasplantaron esta forma de meditación Ch’an a Japón, en dónde los japoneses la pronunciaron Zen. Zen, entonces, representa la escuela de budismo que enfatizaba la meditación y que fue evolucionando conforme se difundía de la India, a China y a Japón. Zazen es su sistema de meditación…

… La palabra buda significa el iluminado. El hombre que más adelante sería llamado el Buda nación en lo que ahora es la parte sur de Nepal en 563 A.C. Su nombre original era Siddhartha Gautama…

… Al principio de su carrera, en Sarnath cerca del Benarés actual, predicó un sermón clave. Hizo énfasis en las Cuatro Nobles Verdades, (1) La vida está llena de sufrimiento e insatisfacción; (2) Nuestras pasiones y otras ilusiones mundanas causan estas penas; (3) La forma para salir del sufrimiento es extinguir los deseos y aversiones egoístas; (4) Hay un sensato Camino Óctuple para hacer esto. Combina la comprensión, pensamiento, habla, conducta, vocación, esfuerzo, atención plena y meditación correctas…

… El budismo se dividió en dos escuelas: Budismo Mahayana, que significa el “vehículo mayor” y Budismo Hinayana, el “vehículo menor”. La segunda escuela del sur, más ascética también se llamó Theravada (la manera de los ancianos). Se llego a convertir en la principal religión de la mayor parte del sureste de Asia…

… Cerca del año 520, el monje hindú Boddhidharma viajó a China donde introdujo lo que evolucionaría en la secta Chan del Budismo Mahayana. Cuatro comentarios sobresalientes que describen al Chan datan de este periodo temprano. El cuarteto ilustra que tan diferente es esta particular escuela de meditación de muchos otros movimientos religiosos que lo antecedieron, existían entonces o seguirían después:
1. Una transmisión especial fuera de las escrituras
2. No depende de palabras y letras
3. Apunta directamente al alma humana
4. Ver en la naturaleza de uno mismo, para alcanzar la budeidad…

… Los reformadores de la escuela Chan eran especialmente iconoclastas. Simplificaron las prácticas avanzadas de yoga, le quitaron el énfasis al estudio de las escrituras y renunciaron a las prácticas esotéricas. Conociendo bien los peligros del intelecto proliferante, los maestros Chan evitaron las formas de pensamiento y las ideas. Escogieron cultivar y celebrar en la vida cotidiana la esencia de la iluminación original de Siddhartha. Entre estos primeros maestros chinos se encontraba el analfabeta Hui-neng (683-713). Hui-neng hacía énfasis en que la iluminación ocurría instantáneamente…

… China ya tenía varias escuelas “tranquilistas” tan temprano como 400-300 A.C. Pero fue el Taoísmo – la religión autóctona de China en esa época – la que haría la mayor contribución china al Chan del principio. Su Camino, el Tao, no era otra cosa que el principio inmóvil, básico, inmutable que subyace e impregna todo el universo dinámico…

… Podemos apreciar el enfoque sutil y sobrio del Taoísmo a la vida en la siguiente frase atribuida al sabio legendario, Lao-Tzu, “Actuar sin designio, ocupándose de hacer un asunto de ello, encontrando lo grande en lo pequeño y en lo mucho en lo poco, pagando las injurias con amabilidad, haciendo cosas difíciles mientras son fáciles y manejando grandes cosas en sus inicios: este es el método del Tao.” El Chan también sacó algo de su base ética del confucionismo. Así evolucionó gradualmente en lo que Kobori-Roshi describiría más tarde como “un extraño dragón con el torso taoísta, pies confucionistas y la experiencia de la iluminación budista para sus ojos.”…

… Otros dos maestros prefirieron un enfoque más suave y contrastante. Ellos fueron Ts’ao-shan y Tung-shan, quienes conjuntamente fundaron la escuela Ts’ao-tung. Pronunciada Soto cuando llegó a Japón, su escuela continuó enfatizando la iluminación gradual e incremental y métodos menos activistas…

… Los primeros maestros también introdujeron la meditación caminando y el trabajo arduo al monasterio, ya que estar sentado mucho tiempo podía llegar al punto de resultados disminuidos…

Continuará

Cita del Día

La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale. Demócrito